PAPA NÖEL LLEGA A LA OFICINA

Cuando llega la navidad, lo hace a todos sitios ¡A la oficina también! Todas las empresa a estas alturas llevan ya varias semanas preparando su propia Navidad… y la que no lo esté haciendo ya ¡mal va! Las cestas de navidad, los christmas, las comidas o cenas de empresa, los eventos con clientes… La Navidad es uno de los mejores momentos para generar negocio y no solo me refiero a las ventas.

¡No seamos inocentes! Ninguna empresa celebra su Navidad por su espíritu navideño. Las empresas son entidades con ánimo de lucro y todas sus acciones están encaminadas hacía dicho “lucro”. Con esto no quiero decir que no disfruten con estas fechas pero toda actividad tiene  por objetivo generar beneficios, económicos o no.

Igualmente tengo que recalcar a las empresas que vean las acciones de Navidad como un gasto ¡que se equivocan! Las acciones de Navidad, bien planificadas y ejecutadas, son unas de las mejores y más económicas inversiones que una empresa puede hacer por su negocio.

Es importante que las empresas descubran el modo de aprovechar la Navidad como una herramienta de ventas.  Sé que suena “frio” unir en la misma frase “Navidad” y “herramienta de ventas” pero esto es lo hay.  Cuando cada uno de nosotros recibe en su casa un christmas de la óptica donde generalmente compra las gafas, una invitación a una cena de un proveedor o, incluso, cuando nuestra propia empresa nos hace partícipes de la cena de Navidad, nunca es un acto totalmente desinteresado. C’est la vie!!

La Navidad como herramienta de ventas: los christmas

1xmast blog.athento.com

2xmast www.charhadas.com

Partamos de la base de que la Navidad es un buen momento para volver a ponernos en contacto con nuestros colaboradores, proveedores y, especialmente, clientes para recordarles quienes somos, dónde estamos y qué podemos hacer por ellos. Mandarles publicidad no solicitada podría molestar o incluso incurrir en una acción se spam; si lo vestimos con espumillón y deseos de feliz año, ya no solo no molesta si no que se suele agradecer.

El Christmas es la primera (aunque no la única)  herramienta de ventas que podemos utilizar en estas fechas: debe servir para estrechar lazos profesionales con nuestro destinatario y como soporte publicitario.

Para lo primero, es imprescindible que nuestro christmas además del texto impreso mecánicamente, se añadan unas líneas (por breves que sean) manuscritas. En el caso de clientes importantes, cuánto más personalizado este dicho texto, mejor.  No es lo mismo que mi proveedor me mande un christmas con un texto estándar (el mismo que reciben otros doscientos contactos)  que recibir una nota a mi nombre agradeciéndome “tal cosa”. Este trabajo implica dedicar algunas horas y, por lo tanto, debe planificarse con tiempo.

Es importante tener una bases de datos óptima que nos facilite este trabajo ya que es tan importante no duplicar (para ajustar costes) como no olvidarnos de nadie por omisión (sobre todo si se manda más de una tarjeta a una empresa, para diferentes personas, y solo se lo mandamos a tres de los cuatro contactos que tenemos).

Hay empresas que envían un christmas por empresa y otras que optan por enviar uno a cada contacto. La primera opción es menos arriesgadas, pues no nos dejamos a nadie en “el tintero” aunque es más fácil de personalizar la segunda opción. Cada empresa debe analizar sus objetivos y sus posibilidades económicas y de recursos y actuar consecuentemente.

Por otro lado, el Christmas es un fabuloso soporte publicitario por ello es muy importante determinar el lugar que ocupa nuestro logotipo dentro del diseño de la tarjeta. El mejor lugar para colocarlo es la portada, para lo cual deberíamos customizarlo con un diseño navideño. El segundo mejor lugar, en la hoja interior derecha junto a nuestra dedicatoria (salvo que nuestro christmas tenga un diseño horizontal ya que al exponerlo las caras interiores queden totalmente ocultas)

LOGOTIPO NAVIDAD

También es fundamental planificar cuándo enviamos los christmas. Lo ideal es enviarlos la primera o segunda semana de diciembre, de modo que nuestra tarjeta navideña quede expuesta al menos tres semanas (casi todas las empresa hacen una exposición de los Christmas recibidos); de esta forma, el R.O.I. (retorno de la inversión) será más favorable.

Los christmas pueden ser diseñados “ad hoc” en base a nuestros intereses o comprar un modelo estandarizado. La primera opción, bien diseñada y ejecutada, tiene un gran impacto publicitario pero también es más caro. La opción de comprar una modelo estándar es más económica aunque menos impactante, ya que se parecerá mucho más a las otras muchas tarjetas que nuestro contacto recibirá. En cualquier caso, siempre podemos generar valor añadido con dedicatorias personalizadas y/o adquiriéndolo a asociaciones con fines altruistas.

Con las llegadas de las nuevas técnologias, no hay empresa que se precie que no envíe sus christmas en formado digital. Normalmente, estos no sustituyen a los christmas tradicionales sino que sirven de refuerzo. Lo ideal, es que sigan una misma línea de diseño ambos christmas. El tipo de  christmas digital depende de las capacidad de inversión de la empresa. Los christmas digitales se envían la misma semana de las fiestas (generalmente, próximo al día 25 de diciembre).

Últimamente se ve a menudo (aunque no tanto como para no sorprender) tarjetas que en la portada tienen la caricatura del equipo profesional que componela empresa: es una buena idea para personalizar el christmas, estrechar lazos (nos permite darnos a conocer físicamente, aunque sea en modo de caricatura) y hacer publicidad de nuestra empresa (por el impacto visual de la tarjeta)… aunque la inversión es elevada. Un ejemplo, es esta nevada tarjeta de Sika.

caricaturas sika

Una buena forma de reforzar nuestra acción publicitaria es llamar a posteriori con la excusa de confirmar la recepción del christmas (sobre todo si este iba personalizado a alguien en particular), así podemos felicitar las fiestas de forma personal…  y ya de paso aprovechar para hablar de un nuevo producto o proponer una visita comercial. Mi consejo es que cualquier otra acción que complemente el envío de christmas también se incluya en dicho prepuesto pues el seguimiento telefónico es una partida que puede encarecen notablemente nuestros deseos de felices fiestas. No olvidemos que el gasto más caro es el que no se contempla pues al no valorarse correctamente difícilmente lo convertiremos en una inversión.

 … pero, bueno, lo que no hay que olvidar, al margen de nuestros objetivos de ventas, es que estamos en Navidad y el espíritu navideño nunca se ha de perder…  y la mejor forma de llamar la atención de nuestro destinatario es ¡emocionarle! y precisamente emocionar es lo que logra Corneto con su campaña “Cupidity”:  una historia preciosa con final feliz, de las que te tocan el corazón.

Y para seguir ayudándoos con las compras de Navidad, os invito a que conozcais la web Charhadas que seguro que os gusta tanto como a mi.

Hasta pronto!!

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro.

Esther Morillas. Colaboradora de www.pymecom.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s