Como celebrar un cumpleaños… y no morir en el intento!!

Puffff! Este fin de semana me ha dejado baldada ¡Estoy muerta! … y el motivo no ha sido otro que el cumpleaños de mi hija. La verdad es que reconozco que el hecho de que ya esté abierta la piscina, con todas las horas de agua y sol que ello conlleva, no han hecho sino acrecentar mi cansancio ¡Debe ser que, como dice mi madre, ya no tengo edad para estar todo el día en modo “full”! No tengo claro que mi madre sepa lo que significa “full” pero ha dado en el clavo. ¡Ya no tengo edad ;)!

La cuestión es que a pesar de llevar varias semanas planificando el cumpleaños, siempre te termina pillando el toro porque la mayoría de las cosas, si vas a celebrarlo en tu casa o por tu cuenta – como es mi caso-, se tienen que hacer en el último momento. Así que podemos decir que el día C7 (que no tiene nada que ver con Cristiano Ronaldo sino con el 7º  cumpleaños de mi hija) ha sido un poco estresante ¡más de quince niños siempre lo son!

Me he decidido a escribir este post, aprovechando que estoy en plena celebración de los cumpleaños de mi hija (sí, sí, habéis oído bien, “los cumpleaños”) porque más de una vez me han pedido consejo para alguna fiesta familiar: espero que mi experiencia os sirva de algo 😉 ¡Al menos para no morir en el intento!

Consejos para celebrar un cumpleaños infantil y no morir en el intento

En cualquier evento que se precie hay seis puntos que se han planificar de forma previa para que la fiesta se desarrolle con éxito:

  • Elaborar la lista de invitados
  • Elegir un sitio  adecuado para el evento
  • Enviar la invitación
  • Decorar el sitio para que sea acorde al objetivo de la celebración
  • Menú y montaje de la mesa
  • Planificar el desarrollo de la fiesta

Al fin y al cabo, todo es cuestión de protocolo…. ¡para que luego digan que el protocolo no sirve de nada, jajajajaja!

Fiesta infantil niños - copia

La lista de invitados

¡Para mí está claro! En un cumpleaños, el protagonista es el cumpleañero y los invitados que importan son con los que el niño quiere jugar.

Entiendo esos cumpleaños donde hay más padres que hijos pero sinceramente no tienen mucho sentido. Para gustos los colores pero yo tengo claro que los únicos adultos que deben estar invitados a un cumpleaños infantil por sí mismos son los abuelos del niño o niña, sus tíos y padrinos. El resto de mayores que vayan deberían ser “efectos colaterales”, es decir, los padres que los amiguitos que, por edad, no puede venir solos. Muchas veces los padres confundimos los cumpleaños de los hijos con los nuestros propios y por ello nos liamos a invitar a nuestros amigos (adultos) en vez de pensar en aquellos niños que a nuestros hijos les haría feliz ver.  Yo me quedé con la “copla” durante la primera celebración del cumpleaños de mi hija, cuando mi padre me dijo “aquí lo que sobran son viejos y faltan niños”… Nunca más me ha  vuelto a pasar!!!

Lo importante es sentarse con el niño si tiene edad para tratar el tema – cosa que se puede hacer a partir de los cinco años, más o menos-,  y averiguar a quien quiere tener en su cumple… e intentar satisfacer, aunque sea parcialmente, sus deseos y necesidades como niño. No olvidemos que va a ser su día.

El sitio

Es muy importante, a la hora de elaborar la lista de invitados,  tener en cuenta el espacio del que dispongamos para la celebración: porque a más gente, más espacio necesitamos… lo que nos lleva al siguiente punto.

EL SITIO

Hay cumpleaños multitudinarios (con todos lo amiguitos de la clase) o más en “petit-comité” (con los seis amigos más cercanos al niños) pero es fundamente tener en cuenta que el espacio es el que manda a la hora de elaborar la lista de invitados. Si el cumpleaños se va a celebrar en un piso con un salón de 20 metros cuadrados, no tiene sentido invitar  a 25 niños (eso sin contar a los correspondientes padres) porque NO HAY ESPACIO.

Se debe calcular un media de un metro cuadrado por cada padre (tirando a la baja) y dos metros cuadrados (o tres) para cada niño (los niños necesitan espacio para correr más que para “estar”). Es decir, en un salón de 20 metros cuadras cogen 10 niños como máximo. Si metemos más, tened por seguro que cuando acabe la fiesta vuestra casa parecerá el escenario del Katrina en su peor momento. Avisados quedáis.

cumple en casa - copia

Si la lista es amplia y el espacio pequeño, quizá haya que hacer más de una fiesta. Yo he tenido que hacer tres: una con la familia, otra con los amiguitos de clase y otra con las amigas de la comunidad de vecinos. Si en vuestro caso esto no es viable (entiendo que un cumpleaños reconvertido en boda gitana causa estrés con solo pensarlo), tendréis que acortar la lista al nº de personas que cojan y punto…. Y dar prioridad a la gente que quiere ver el niño y no la que quieren ver los padres.

Los compromisos nos hacen personas mejor consideradas pero no más felices

 

… y yo prefiero para mis hijas (y para mi misma) lo segundo.

Los problemas de espacio es lo que ha hecho que proliferen los parques de actividades para celebrar cumpleaños, popularmente conocidos como “parques de bolas”: no son especialmente baratos ni se puede organizar un cumpleaños personalizado pero son zonas  lo suficiente espaciosa para acoger muchos niños y que estos corran y de “desfoguen” a sus anchas… y luego no hay que recoger nada  ;)!!!

La invitación

La invitación al cumpleaños debe enviarse entre tres y dos semanas antes del evento, de modo que demos tiempo a nuestros invitados para organizar sus agendas para acudir a nuestra convocatoria. Ello implica que el sitio y la lista de invitados ha de planificarse cuatro o tres semanas antes del “Gran Día”. Si lo vais a celebrar en un “sitio de bolas”, cuatro semanas es la media para reservar el día sin riesgo a que ya esté ocupado.

Las invitaciones las hay de muchas formas y diseños. Igualmente, el formato ha variado: desde las invitaciones de toda la vida, hasta un mail o crear un grupo de whatsapp. Para mi lo importante es que la invitación vaya acorde al cumpleaños: si la fiesta es sobre Bob Esponja, la invitación debería ser de la famosa esponja, si la fiesta de es disfraces de piratas, la invitación también lo será…  Además, a mi me gusta quedarme una invitación de recuerdo para mis hijas ¡seguro que las hace ilusiónconservarlas cuando sean mayores!

invitacion dora - copia invitación DIY - copia invitacion angry birds - copia

Es muy importante informar a los padres de cómo se va a celebrar el cumpleaños para que se organicen y decidan en consecuencia si acudir o no: si es en casa, en un parque de ocio o en la calle “al aire libre” (o parte en casa y parte en la calle), si hace falta que traigan algo (ropa de cambio?), si se va a hacer alguna actividad (pintura con dedos?), si es necesario que los padres se queden o no, si tenemos mascotas en casa (hay niños alérgicos), etc….

Y aconsejo que pidáis confirmación de asistencia para organizaros un poco aunque debéis contar con que un 15-20% de los invitados se presentarán sin haber confirmado previamente. Los padres aún tenemos una “asignatura pendiente” a este respecto.

También es aconsejable, si tenemos los medios, recordar la fiesta a los invitadosunos días antes, para evitar olvidos de último momento.

La decoración

No hace falta “romperse” mucho la cabeza con este tema, salvo que seas Tori Spelling y pienses llamar al “Hello” para que te haga un reportaje… pero si es verdad que queda bien que además de ser un cumpleaños, lo parezca. Comprar unas guirnaldas de papel y colgarlas alegran cualquier salón. Igualmente, inflar globos es una solución vistosa y la podemos actualizar un poco si usamos globos transparentes previamente llenados de confeti o purpurinas de tamaño medio y colocamos colas con plumas o serpentinas. Eso sí, valorar esta última opción porque en caso de que los niños rompan los globos, el confeti volará doquier.

globos confeti - copia

Se puede también comprar un cartel para la puerta de casa que indique que se ha llegado al cumpleaños y poner más globos en el pomo de la puerta de entrada ¡Qué todo el mundo sepa que es el gran día de nuestro pequeño o pequeña! 😉

La mesa se puede decorar con manteles de cumpleaños o elegir un liso y colorar sobre la mesa serpentinas o confeti. El menaje también puede ser una forma de decoración si se elige con dibujos alegras o infantiles. Mi consejo es que todo sea desechable para facilitar recoger a continuación.

serpentinas

Además, está muy bien poner en marcha cualquier idea que nos ayude a ahorra en menaje como puede ser, por ejemplo, es hacer unas etiquetas para poner el nombre del niño o padre en los vasos: una de las cosas que aumenta el nº de vasos usados es que los despistamos y no sabemos dónde lo hemos puesto ¡asi que cogemos otro! Otro modo es colocar a cada pajinata una bigote o una boda donde escribir el nombre ¡queda además muy original!

adornospajita1 - copiapajitas4 - copia

A mayor decoración, más trabajo para recoger después… por ello es mejor optar por menos  elementos más vistosos o voluminosos antes que muchos detalles pequeños. Seguramente al acabar la fiesta, algún “buen samaritano” nos ayude a recoger pero es que es mejor no contar con ello…. En cualquier caso, ¡No penséis mucho en ello y disfrutar de la fiesta mientras dure!

A mi me gusta, además, preparar una silla a modo de trono donde el cumpleañeros se sentará durante la merienda, si es sentada, o donde recibirá los regalos. Comprar o hacer una coroña para el pequeño rey o reina, también suele ser del gusto del niño que, ante todo, quiere sentirse especial.

plan renove comunidad madrid 2

La comida y el montaje de la mesa

A la hora de elegir el menú, es fundamental volver a recordar que los invitados son los niños y el menú debe componerse de cosas que suelan ser del gusto de los más pequeños…. Y eso es un punto a nuestro favor porque a los niños con sándwiches de paté, de jamón y queso, chorizo (u otro embutido) y crema de chocolate nos los hemos ganado. Le añades gusanitos, patatas y bebidas infantiles y ya está! La verdad es que si complicamos el menú no es por lo niños, sino pensando en los padres. A este respecto, valdría con añadirle alguna empanada y tortilla de patata. Si queremos innovar, podemos encontrar menús sencillos de como palmeras de hojaldres con jamón, minimagdalenas de bacon y queso o mini salchichas con “gabardina” de hojaldre… o simplemente usar cortadores de pasta para cortar los sándwiches de formas distintas a las habituales.

sand3 sand2 sand1 salchichas - copia

La mesa se puede montar para sentarse, todos o solo los niños, o bien tipo coctel que es lo más cómodo para los anfitriones. En general, es mejor que la comida se disponga en raciones pequeñas, que se puedan comer sin platos: cortar encuadrados o cuñas pequeñas las tortillas y empanadas, partir en cuatro los sándwiches, o hacer piruletas con ruedas de hojaldre. Para los dulce quede muy bonito y es socorrido los popcakes (bizcochos en forma de chupachups) o cupcakes (especie de magdalenas decoradas con cremas de colores y bolitas de caramelos)

sandwiches nocilla piruleta salada pop-cakes - copia

Y por supuesto no podemos olvidarnos de mencionar al plato principal del cumpleaños ¡la tarta! Se han puesto de moda las tartas de fondant que si bien son muy vistosas, alguna no terminan de estar ricas porque el fondant sabe a terrón de azúcar sin más y es demasiado “empalagoso”… pero eso se arregla eligiendo un buen sitio de tartas. Yo siempre se la encargo a La aldea del Dulce que hacen unas coberturas de fondant que están ricas de verdad.

tarta fondant

Si se os da bien cocinar, también podéis hacerla casera. En el último cumpleaños hice una multicolor con diferentes planchas de bizcocho cada una de una color, cubierta de chocolate sin más ¡riquisima! Y aunque no lo parezca, en realidad son fáciles de cocinar porque lo único que tienes que hacer es ir tiñendo porciones de masa (antes de hornearla) con colorantes alimenticios ¡Y a los niños les encanta los colores!

tarta-multicolor

Es importante para disfrutar de la fiesta y poder atender a nuestros invitados sin agobio, que la comida se puede tomar fría, es decir, que se haya preparado y dispuesto todo en la mesa antes de comenzar a recibir invitados. Eso sí, es aconsejable por higiene y para evitar que la comida se seque, que esté cubierta con papel film o aluminio hasta que se vaya a empezar a comer.

Por el mismo motivo de higiene, en el caso de que el cumpleaños sea self-service, que los vasos se coloquen boca abajo y coloquemos los cubierto sobre la mesa o, si están en un recipiente, con los palos hacia arriba (para que solo toquen las púas de tenedor o la pala de la cuchara quien vaya a usarlo (es habitual por espacio, hacerlo al revés). Idem, las cañitas de beber.

Si tenemos posibilidad, es mejor dejar una papelera grande donde se pueda ir depositando el menaje usado… o quizá nos toque hacer de vez en cuando un barrido retirando lo que ya se haya usado  (pero de forma comedida, no parezcamos una histérica de la limpieza). No es solo para facilitar limpiar al final sino porque tener la mesa (y todas las superficies libres) llenas de vasitos y platos sucios, queda “feo”.

La fiesta

EN CASA

En el caso de fiestas en casa es especialmente importante adecuar al número de invitados al espacio; así, evitaremos sorpresas desagradables. Los niños que no tienen suficiente espacio se vuelve “fierecillas en cautiverio” y son ¡incontrolables!

Yo, cuando he celebrado un cumpleaños en casa, he  pedido a los niños que traigan calcetines y para que dejasen los zapatos a la entrada. Es imposible lograr que ningún niño trepe en algún momento a un sillón o cama, así que mejor minimizar las suciedad (que luego tendréis que recoger).

Es importante limitar el espacio donde los niños pueden jugar. Para ello, lo primero es explicarle a nuestros propios hijos cuáles son esas zonas para que sean los primeros que pongan limites a sus amiguitos. Los segundo es cerrar aquellas puertas que no queremos que traspasen. Yo suelo cerrar mi habitación  y la habitación de la hermana que no celebrar su cumple. Las cierro y además, pongo en la puerta un cartel “festivalero” con un prohibido pasar… los niños suelen ser muy listos y muchos más respetuosos con las normas de lo que creemos ¡solo hemos de ser muy claros al respecto!

Además, es interesante sacar de “circulación” aquellos juguetes que son difíciles de recoger: esto puede ser la diferencia entre que  la casa quede desordenada y declarada zona de desastre. Yo siempre saco de la habitación los puzles, los juegos con piezas muy pequeñas, las pinturas (no quiero más arte rupestre en mis pasillos) y aquellos juguetes que requieran cuidado de un adulto por ser frágiles o mínimamente peligrosos.

bailando - copia

¡Haceros con una radio para poned música! ya sea fondo o para montar una mini-discoteca infantil…. Miliki, Cantajuegos, las canciones de la TV o de los cantantes que en ese momento estén de moda ¡Depende de la edad del niño! Pocas cosas les gustan más a los niños que la música…. bueno, sí, las manualidades ¡pero para eso ya hay que ser muy valiente! Yo lo hice una vez y creo que  tardaré en repetir la experiencia.

En el caso de niños menores de ocho años, preparar una fiesta de disfraces puede ser una buena opción.  Si es una fiesta temática, tened en cuenta que puede que estemos obligando al resto de padres a invertir en un disfraz que quizá no les venga bien comprar…  Este perjuicio se puede solventar regalando nosotros parte del disfraz o sugiriendo un disfraz fácil de adquirir.

fiesta-de-piratas-boys-birthday-party-ideas-pirates - copia

Otra cosa que le encanta a los niños es que les maquillen y disfracen de sus personajes favoritos. En la última fiesta de cumpleaños, contraté a Esther de Pintacaras Facepainting Madrid para que maquillase a las invitadas (era una fiesta “solo de niñas”) con mascarás de fantasía y mariposas (que es lo que le gusta a mi hija).  Ya la  conocía de antes por su trabajo profesional en el sector de los espectáculos y de empresa y estaba segura que su presencia iba a ser un éxito!!!!  porque no solo es una verdadera artista, si no que además de tiene más mano con los niños que los de Cantajuegos.

fp3 - copia fp1 - copia fp2 - copia

Contratar algún incentivo es una forma de que los niños esten entretenidos de una forma “diferente”: guiñoles, gynkanas, magos, cuentacuentos… en general se puede contratar estas actividades por menos de 200€.

AL AIRE LIBRE

Como mi hija mayor cumple los años en verano, siempre organizo el cumple con sus amiguitos del cole al aire libre. Mi casa no da para invitar a veinte niños.

Una buena opción es tirar de mesa de camping e ir a un parque público. Otra opción, es en un jardín o terraza privada. Obviamente con peor tiempo, elegir la calle será más arriesgado… aunque lo único importante es que hayan más de 10 grados y que no llueva. No hay nada que un buen abrigo no arregle…. Además de que los niños, corriendo, no tienen frio.

Si hace mucho calor, es buena opción preparar juegos de agua. En este último cumpleaños pedí que viniesen con pistolas de agua y ropa de cambio; también se pueden hacer juegos con globos de agua. A los niños les encanta mojarse. Si se hace en un jardín privado, se puede disponer de una piscina aunque sea un mediana infable… si no, una fuente o manguera también es válida!

ninos-piscina00 - copia

En cualquier caso, siempre es conveniente preparar algún juego para entretener a los niños, sea en casa o en exterior. Ellos lo agradecen y los padres, ni te cuento! Tirar de los juegos de siempre como jugar al pañuelo, carreras con huevos o el baile de la silla pueden parecer “desfasados” pero la verdad es que los niños de hoy se siguen divirtiendo con los mismos juegos que los niños de hace veinte años. Los niños siempre serán niños.

Cuando se organiza una fiesta en la calle, el tema de la seguridad es muy importante: hay que elegir un sitio libre de coches y otros vehículos, así como zonas con peligros (obras, por ejemplo) y llevar con nosotros un pequeño botiquín: niños y caídas son casi sinónimos.

En fin… y hasta aquí el post de hoy! Espero que mi experiencia os pueda servir en los próximos cumpleaños de vuestros hijos para que los niños , sobre todo el cumpleañero, se lo pasen “bomba”… y vosotros sobreviváis sin traumas 😉

Nota: podéis ver de donde he sacado las imagenes pinchando en cada una de ellas.

Hasta pronto!!!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

 

Anuncios

Culpa y responsabilidad no es lo mismo.

¡Vaya semana llevamos de noticias! ¿eh? Por un lado, ha estado la coronación de Felipe VI (mira que me cuesta llamarle así) que ha sido un hecho histórico al que creo que no le he prestado la atención que se merecía, lo cual tiene delito cuando te dedicas al protocolo. Pero no me siento culpable, porque lo bueno de ser mero espectador en esta “película” es que te permite disfrutarla a “toro pasado” con la ventaja que da la perspectiva. La parte más “rosa” del asunto, ya me la chuparé a través de la prensa social o “de cotilleos” porque a mi la tele, con tanto grito que se estila, no me gusta para estos menesteres. La parte más formal, ya la he revisado a través de los medios de comunicación generalistas. Y del protocolo, ya me informan y muy bien los profesionales del protocolo institucional que tan bien han hecho su labor de retransmisión e interpretación.

Y por otro lado ¡el Mundial de fútbol! Mira que yo no soy muy futbolera pero hay que estar viviendo en otro planeta para no haberte enterado que España ha sido eliminada del Mundial. El caso es que he asistido con pena la despedida de “la roja” en el Mundial… pero no por la eliminación deportiva, si no por el sabor agrio que me causa ver cuál ha sido la reacción hipócrita de la gente: la de la calle y la de los medios de comunicación.

Hace dos semana, la selección española era brillante y lo teníamos todo para ganar “¡Todos con la roja!” pero a raíz de la eliminación, salen todos los “oportunistas” que en su día alabaron al equipo para ahora alzar la voz contra los jugadores: por no correr, por ser muy mayores… en definitiva, por perder. Y es que la lo dice el dicho…

la victoria tiene mil hijos pero el fracaso es huérfano.

Y de eso quiero hablar hoy: del fracaso, de cuando nos equivocamos, de cuando no acertamos y todos nos miran por encima del hombro, con cara de recriminación.

¡Qué vergüenza!

Y es que ya lo he comentado en otro post! Estamos educados para solo reconocernos en el éxito. De niños, cuando lo hacemos bien, nuestros padres nos colman de besos, palmas y abrazos… pero cuando lo hacemos mal (cuando un niño se hace pis encima, mete las manos en el plato de lentejas o lanza la merienda al aire solo), nos regañan, nos castigan…. o incluso, lo ocultan como si fuese algo vergonzoso (anda que no habrá quien oculte que su hijo se hace pis de noche!). Y en eso nos hemos convertido: en adultos con miedo al fracaso. De “boquilla” todos asumimos que el fracaso es necesario pero “de cara al escaparate”, nos sentimos insignificante y avergonzados.

Lo malo del fracaso es que es como una gota de tinta: un solo fracaso parece enturbiar toda una trayectoria por positiva que haya sido. El éxito se construye necesariamente poco a poco, paso a paso. Pero el fracaso, dependiendo del traspié, parece que solo hace falta uno para echar por tierra todo el buen trabajo previo. Y eso ha pasado con la selección española. Da igual que luzcan en la camiseta la estrella de ser los actuales campeones del Mundial, ni de todos los logros particulares que cada jugador haya alcanzado con su propio equipo: han sido eliminados del Mundial y ello los convierte en “perdedores”. Dura e hipócrita percepción.

No voy a entrar otra vez en la retahíla de que el fracaso sea necesario y que el que nunca falla (si eso fuese humanamente posible), nunca aprenderá nada. Tampoco voy a entrar en la importancia de asumir los fracasos personales por aquello de que vivir es como montar en bicicleta:

para mantener el equilibrio y avanzar no  hay que dejar de pedalear nunca.

Mi post lo dedico a una cuestión que ha llamado poderosamente mi atención y que ha sido el uso repetitivo de la palabra “culpa” ¿De quién es la culpa de la derrota? ¿de los jugadores? ¿ del entrenador? ¿del sentimiento de superioridad? Puffff ¡Lo que nos gusta buscar culpables! Parece que hasta nos reconforta cuando los encontramos.

Para empezar, voy a decir que la palabra “culpa” es una palabra que no me gusta en absoluto. La culpa es un término de tradición religiosa que hace referencia a la negligencia personal, o lo que es lo mismo, la “omisión voluntaria de actuar de forma consecuente”. La culpa es lo arrastramos moralmente cuando no actuamos de forma correcta conociendo fehacientemente nuestro error: ya sea cuando pecamos, cuando defraudamos a hacienda o cuando nos quedamos con algo que sabemos que no es nuestro.

En muchos casos, la culpa tiene que ver con la imprudencia, que es lo que cometemos si actuamos sin atender a las normas que conocemos previamente, por desinterés, desidia, falta de concentración o ausencia de previsión.

En base a esto, deberíamos estar de acuerdo en que para ser culpable de algo es necesario que dicha persona lo haya hecho, como quien dice, aposta o al menos por falta de interés. Y digo yo, sin saber mucho de futbol, que no será el caso. No obstante, no estoy diciendo que estos señores (que cobran un “pastón”) no tengan responsabilidad en la elimininación… porque precisamente “responsabilidad” es la palabra que deberíamos usar y que tanto he echado en falta.

La responsabilidad es la caracteristica que cada uno tenemos (o deberíamos tener) para valorar, gestionar y decidir sobre nuestros actos, convirtiéndonos así en causa directo o indirecta, total o parcial, del resultado, ya sea éxito o fracaso. Y de la eliminación de “la roja” en el Mundial sí son responsables tanto jugadores como entrenador  y  el resto de “actores secundarios” de esta historia.

Repitamos: responsables, no culpables.

Quizá haya a quien la matización no le importe porque el resultado sigue siendo el mismo, que es lo que duele, pero la realidad es que utilizar los términos adecuados ayuda a definirnos correctamente de modo que podemos asumir mejor nuestros actos, no tanto para excusarnos o castigarnos, como para poder corregirnos, mejorar y seguir creciendo.

Al fin y al cabo, lo importante en la vida es actuar siempre de forma concienzuda (sin caer en negligencias ni imprudencias), responsable (valorando nuestras actuaciones) y consecuente (asumiendo nuestros resultados)… tanto en nuestra vida personal como profesional ¿No os parece una buena forma de vivir la vida?

¡Hasta pronto!

Esther Morillas Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

De como poner al mal tiempo, buena cara…. y aprender algo por el camino!

Hoy me ha pasado algo que mucha veces había soñado que podría pasar, aquello que más teme cualquier blogger en el mundo ¡Se me ha borrado el texto que había preparado para hoy! Y como pasa con todo lo que pierdes ¡creo que era lo mejor que había escrito hasta ahora! Me parecía un texto inspirador que transmitía mucha energía y aliento!! Así que en el fondo, me tengo que alegrar que haya sido esta vez cuando he perdido el trabajo de varios días – porque de no ser por el “buen rollo” que me había contagiado, me habría tenido que comer el teclado a bocados!!!!

NO PASA NADA

En vez de eso me he dicho “no pasa nada” y me ha venido a la mente una frase de Albert Einstein que a mí personalmente me resulta muy inspiradora:

En cada dificultad, existe una nueva oportunidad”

Así que este post, que inicialmente iba a ir sobre la importancia de marcarse hitos para lograr las metas, lo voy a dedicar a aquellas frases que me inspiraran y cargan las pilas.  Me parece bonito y, además, ¿por qué negarlo?  ya no me da tiempo a escribir un texto decente, a la altura de vosotros.

la felicidad de ghandi

mensaje inspirador

pAULO COELHO

tarro de ideas

frases-de-albert-einstein-40

mensaje inspirador2

mr wonderful

Espero que a vosotros también os sirva de inspiración para empezar la semana con fuerza.

Feliz lunes!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro.

Los niños del mundo sin libros.

Se acerca mi cumpleaños. El próximo día 3 de julio cumplo 38 añazos. Lo confieso a grito “pelao” porque me encanta cumplir años y que me sigan saliendo canas y arruguillas alrededor de los ojos. Renegar de ello sería como renegar de mi vida ¡y de eso nada de nada! De mi culazo reniego más, jajajajaja… pero ese no es tanto resultado de mi edad como de mi gusto por la “buena mesa”.

Pero el verdadero motivo por el que proclamo que hago un año más es informar que ya tengo mi “lista de cumpleaños”, jajajajaja… en plan, “lista de boda” pero para mi aniversario. No voy a colgar la lista porque es un poco larga 😉 pero sí quiero enseñaros un regalo muy especial. Es un libro tipo pop-up, de esos que tienen figuras 3D que se despliegan al abrir las hojas ¡Y es de tipografías! Sí, lo sé… soy un poco friki pero me encanta!!! Ya sabéis lo que me gustan las “letras”!!! Tengo que decir que además es una de mis últimas incorporaciones a mi “lista de cumpleaños” porque se la robé a mi amiga Emi de una lista de libros pop-ups que había compartido a través del facebook.

POP-UP LIBRO

Me encantan los libros… y no me refiero solo a las novelas si no a los libros en general. Yo soy de las que se resisten a los e-books porque adoro los libros de papel, los de toda la vida. Me encanta el olor del papel recién impreso, el tacto de las tapas aun sin arrugar, el color amarillento que cogen con los años… además, son la mejor forma para desconectar de la rutina!

Los niños y el mundo sin libros.

Por ello, una de las cosas que intento inculcar a mis hijas es mi pasión por los libros. Para mi, no hay mejor ni más enriquecedora forma de ocio. Por ello es por lo que me da “muuuuuuuuuchisima”  pena que los niños del siglo XXI tengan tanta PSP, tablet y “maquinitas” varias a una edad cada vez más temprana…. el problema no está exactamente en las maquinas en sí, sino en el uso que les estamos dando, sustituyendo a los libros y otras formas de ocio más enriquecedoras para ellos.

A día de hoy, la mayoría de los niños no tienen apenas libros: no los piden, parece que no les gustan o simplemente no están habituados a ellos y al pequeño esfuerzo que implica leer. De hechos, algunos están tan poco acostumbrado a los libros que intentan agrandar las ilustración con los dedos, como si de la imagen de un smartphone se tratase (hecho verídico visto con mis propios ojos). ¡Tan cómico como triste!

Yo tengo la suerte que a mis hijas les encanta los libros. Las acuesto por la noche 15-20 minutos antes de la hora de dormir para que puedan relajarse: ellas pueden elegir jugar o leer, siempre que se queden en la cama… y muchas veces eligen un libro. Tengo que decir que yo he sido la primera que he leído con ellas porque antes de conseguir que los niños lean solos, tienen que hacerlo con sus papás. Pero claro, eso implica que los papás dediquemos tiempo a nuestros retoños por la noche, cuando ya estamos sin pilas.

LEER-1

Lamentablemente estamos en la era de las prisas y el estrés. Los papás estamos cansados y queremos que nuestros hijos no nos molesten demasiado. Por eso los niños consumen tanta tele y tantas maquinitas; estas formas de ocio “liberan” a los padres. No estoy juzgando a quienes usan este tipo de ocio-electrónico pero sí creo que deberíamos valorar si nuestros hijos no estan dedicando demasiado tiempo a este ocio tan fácil de consumir.

Si a un niño siempre le alimentasemos con pures, sin apenas darle alimentos sólidos, no aprendería a comer jamás y se atragantaría con cualquier tropezón. Del mismo modo, el “ocio-fácil”, usado en exceso, merma la capacidad innata de los niños para imaginar. Y cuando un niño deja de imaginar (y soñar y jugar), se convierte en adulto… y así pasa ahora, que con 9 o 10 años antes un niño era un niño (que jugaba con muñecos o saltaba a la comba) pero ahora es un adulto prematuro.

¿Dónde están esos niños que jugaban con espadas de cartón sin teñir? No se trata de volver al pasado pero ¿En qué lugar ha quedado relegada la imaginación? Porque hay niños que no saben jugar (ni quieren un juguete) si ello no implica ruidos, luces y pilas.

divertidos

Muchos padres se quejan de que sus hijos no cuidan los juguetes, que no los aprecian, que de todo se cansan… pero en realidad, lo raro sería que eso no pasase!!! Es imposible no cansarse enseguida de cualquier juguete (incluso del más “moderno”) cuando no se tiene suficiente imaginación para jugar. ¿Qué responsabilidad tenemos los padres en ello? Mucha. Me da la impresión que estamos tan preocupados en enseñarles a cómo coger los cubierto o cómo lavarse los dientes y, sobre todo, a que no manchen nada (para no darnos más trabajo) que se nos está olvidando enseñarles a ser niños.

No estoy en contra de la tecnología porque de hecho será una herramienta fundamental para su desarrollo profesional y personal. Pero hay que saber dosificarla y no introducirla en el día a día de nuestros niños hasta no ser un poco mayores. Me entristece mucho ver niños de ¡3 años! rogando a papá por la  tablet antes que pedirle permiso para jugar con barro. Mejor que las “maquinitas”, los niños necesitan leer y soñar con que son piratas buscando un tesoro, jugar con plastilina para modelar amiguitos nuevos en miniatura, pintar con ceras o construir con bloques para crear su propio mundo…

… y desde luego, necesitan jugar con sus padres!!!! Así que mi humilde consejo de madre es dar al “off” a todos esos aparatos electrónicos que nos rodean y sentarnos con nuestros hijos a leer un cuento, a jugar a ser samurais o a dibujar al “dragón de la torre” con tizas. No sé si de esta forma tendrán más éxito en la vida pero estoy segura que les ayudará a ser más felices.

Hasta pronto!!!

Esther Morillas

Colaboradora de Pymecom

Puedes seguirme a través de facebook y twitter.

 

¡No sin mi personal shopper!

Cualquiera que me conozca sabe que no sigo la moda en exceso… intento estar al tanto de “lo que se lleva” pero siempre termino tirando de lo cómodo y seguro: vaqueros, mi chaqueta de cuero (en invierno) y un sinfín de pañuelos, fulares y collares que adornan unos tops básicos. Yo sé que esto puede sonar a “pecado” cuando te dedicas a la comunicación y el protocolo pero ¿qué puedo decir? Supongo que eso de que en “casa del herrero, cuchillo de palo”.

Qué conste que soy muy consciente de la importancia que tiene la imagen a día de hoy y, por ello, me esfuerzo al máximo cuando tengo algún evento, especialmente si es de trabajo: ya sabemos que “no hay una segunda oportunidad de causar una primera impresión”. Precisamente por ello, si el evento es importante, me dejo asesorar por un profesional… que es lo que yo predico continuamente. Y para ello, están los asesores de estilo o, como se llama ahora, los “personal shopper”.

mujer entre marcas

No hay que confundir al “personal shopper” (también llamados “asesor de moda” o “asesor de estilo”) con el “asesor de imagen”. Son términos que suelen usarse indistintamente pero, en realidad, no son lo mismo. El “asesor de estilo” nos asesora sobre la forma de vestirnos, peinarnos o maquillarnos de acuerdo a las tendencias y nuestra fisionomía; el “asesor de imagen”, además, nos enseña a sacarnos partido a través de la comunicación verbal y no verbal. La imagen que transmitimos depende de mucho más que la imagen física.

En cualquier caso, el “personal shopper” es una figura que últimamente está popularizándose mucho gracias, entre otros, a la proliferación de revistas y blogs de moda. Pero la verdad es que es una profesión que existe desde hace mucho tiempo y, de hecho, son en gran medida los encargados de dar “brillo y lustre” a casi todas las personalidades que vemos en la televisión: políticos, actrices, presentadores, etc ¿O acaso pensabais que son ellos mismos quienes eligen el aspecto que lucen en sus actos públicos? Aunque algunas “celebrities” se ocupan de su propio “look”, con mayor o menos acierto, generalmente cuentan con asesoramiento profesional.

Alfombra

Pero no solo los “famosos” pueden beneficiarse de contar con un asesor de estilo; también podríamos nosotros. No voy a decir que sea un servicio barato pero tampoco  es tan caro como pueda parecer. El precio por hora suele rondar los 45€, aunque hay servicios por menos dinero… o por mucho más. Puede que no sea algo que nos podamos permitir continuamente pero quizá sí para una ocasión especial.

El trabajo del personal shopper no es solo ayudarnos a acertar con el “look” para esa ocasión, sino que nos enseñarán a identificar nuestros puntos fuertes y débiles a fin de “sacarnos partido”.

Existe formación espécifica para ser asesor (formación oficial) pero un buen asesor no lo es solo quien tiene el título porque su profesionalidad y éxito también implica capacidad innata para innovar y arriesgar  y, sobre todo,  estar en continuo reciclaje (algo muy importante en un sector tan cambiante como es la moda).

siluetas-femeninas

Vamos, que es díficil elegir a una asesor de estilo si no te lo han recomendado porque los hay con formación que no tienen el “olfato” necesario para ser un buen “personal shopper”, como también los hay sin formación oficial específica pero cuya experiencia y formación complementaria les convierte en verdaderos gurús de la moda.

En la actualidad existen muchos blogs de moda en Internet, lo que ha llevado a un alto índice de intrusismo profesional (¿o puede que sea el “intrusismo” lo que ha llevado al aumento de dichos blogs?). Hemos de ser conscientes que tener un blog de moda no implica que la blogger sea un asesor de moda profesional… aunque haya “amateurs” muy buenas.

La mayoría de estos blogs de moda, son lo que se llaman “egoblogs”, es decir, blogs donde la  blogger se hace fotos a sí misma con el estilismo determinado para que sea copiado o sirva de inspiración. Véase como ejemplo, el exitoso blog de Paula Echevarria para Elle, “Tras la pista de Paula“.

Paula E

Este tipo de blogs  me resultan casi siempre entretenidos aunque confieso que muchas veces no me son útiles porque la blogger en cuestión suele ser una niña muy mona con una talla 36 y, por lo tanto, la ropa que le queda bien a ella, no me puede quedar bien a mí, que me acerco más a cuerpo butifarra y suelo tener unos 10-15 años más que quien firma el blog.

Pero siempre hay excepciones y esa excepción en mi caso se llama Treintaycool. Sandra Blanco es, además de asesora, amiga desde hace tiempo y lleva trabajando en moda desde mucho antes de conocerla. Decir que saber convertir cualquier look básico en algo especial con solo añadir “dos pinceladas”, no le hace justicia. Es como un buen cocinero que con ½ kilo de patatas y cuatro especias es capaz de hacerte un “guisote” de chuparse los dedos. El caso es que Sandra, cocinar no sé cómo cocina, pero sobre moda y asesoramiento ¡sabe lo que no está escrito! Así que el que terminase teniendo su propio blog de moda, estaba cantado.

teintaycool

Treintaycool existe en la red desde hace muy poquito pero ya tiene muuuuuchas seguidoras: es un blog atípico porque sus consejos no están centrados en sus propios “looks” sino en lo que es tendencia, aportando su visión particular de la moda con consejos y propuestas. Lo mejor, es que no se centra en el estilismo propio de  veinteañeras sino en mujeres jóvenes a partir de 30 años… lo cual es de agradecer porque la verdad es que la mayoría de los blogs los escriben y protagonizan niñas jovencísimas, cuyas propuestas a veces te hacen sentir un poco “viejuna”, sin serlo en absoluto.

Y si como yo, queréis ir a lo seguro, ¡podéis contar con ella como “personal shopper”! Tomaros la libertad de contactarla a través de su blog ¡y no dejéis de contármelo!

La guapa de la fiesta

Pinchar aquí.

¡Hasta pronto y a comerse el mundo!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro