La tarjeta de visita ¿en papel o electrónica?

El otro día encontré mi viejo tarjetero, uno que debe tener unos diez o quince años ¡Madre mia! Cuantas tarjetas perdidas en el fondo de una cajón. Las estuve revisando y me dió mucha alegría al encontrar algún que otro nombre que en el pasado fueron contactos habituales. Las horas que he podido pasar reunida o hablando con ellas!!!

La verdad es que mi tarjetero actual está bastante más vacio. No es que tenga menos contactos si no que ya no recaudo tantas tarjetas. La verdad es que desde hace unos seis años aproximadamente mi Outlook y la agenda de mi móvil son mi nuevos tarjeteros.

Lo cierto es que a día de hoy, casi todos manejamos mejor nuestros contactos desde nuestras agendas electrónicas, ya sean las de nuestro PC o móvil. Parece que el papel se está quedando obsoleto… aunque aún queda mucho para ello!! Puede que ser que las demos menos uso que antes, o al menos un uso distinto, pero yo recomiendo a todos mis clientes, reales y potenciales, que tengan una tarjeta corporativa. Sin tarjeta corporativa, ante cualquier encuentro, no eres nadie: una cara y un nombre que en cinco minutos seguramente todos hayan olvidado y ¡no se pueden desaprovechar las oportunidades que nos llegan!

Tarjetas de visitas física y virtuales

Una tarjeta corporativa no es elemento costoso en sí pero, en cualquier caso, es un dinero que tendréis que invertir si queréis hacer que vuestro negocio funcione. Una buena tarjeta será vuestra mejor huella personal y hablará en vuestro nombre cuando ya no estéis delante.

Hay muchas empresas que se dedican a imprimir tarjetas y pueden ser  una buena opción si ya tenéis una imagen corporativa y un diseño previo que queréis conservar. Si no, yo os diría que “zapatero, a tus zapatos”: delegad en algún profesional porque la tarjeta profesional no es una cuestión en la que merezca la pena escatimar.

Tarjeta INOX general

Y aquí es donde me voy a tomar la libertar de autopublicitarme, cosa que sabéis que no hago casi nunca. Pero por supuesto, si queréis tener una tarjeta profesional www.pymecom.net os ayudará con ellos desde solo 50€ -o menos, si se trata de un emprendedor-. Y yo misma me comprometo a ocuparme de vuestra cuenta (que es como en agencia se llama a los clientes) si en el asunto del mail ponéis “Esther Morillas” o “Comunicación para dummies”. Ah! El mail de contacto es pymecom@pymecom.net.

Con la llegada de la tecnología a nuestro “día a día” ya hasta las tarjetas personales en papel tiene su réplica en formato electrónico. Para mí, aún no están a la misma altura (y no sé si lo llegarán a estar), está claro que la tarjeta electrónica es un buen complemento a nuestra tarjeta tradicional y, en cualquier caso, una magnifica herramienta de promoción on line.

Tarjetas de visita físicas

Si me preguntaseis que cosas son fundamentales a la hora de tener una buena tarjeta os diría que lo que más importa son el papel y el diseño.

EL PAPEL

El tipo de papel que tiene una tarjeta profesional es un reflejo de la calidad que transmitimos como empresa. Por ello mi primer consejo es que, a la hora de imprimir vuestra tarjeta, elijáis un sitio donde el papel tenga calidad porque no es solo cuestión de imagen, sino también de durabilidad.

Muchas de esas “superofertas” que veis en Internet de 300 tarjetas a 50€ lo que hacen es ahorrar en calidad de papel (la impresión digital vale “dos duros”). Nadie vende duros a pesetas y, como en cualquier otro sector, creo que deberíais tener en cuenta lo que se llama “baja temeraria” que es que si alguien da a mitad de precio lo que todos los demás dan al doble (si estamos seguro que los demás no nos están engañando), en algo está escatimando aunque jure y perjure que no.

Respecto al grosor, una tarjeta de menos de 200 gr es demasiado fina y no solo da peor imagen sino que se deteriora con más facilidad. El grosor suele ser similar a una cartulina gordita pero no tanto como para acercarse al cartón, por hablar en términos comunes. Lo recomendable es que la cartulina sea suficientemente resistente para que aguante el manipulado continuo pero no tanto como para perder flexibilidad.

papeles lisos

Hay papeles satinados o naturales. Una tarjeta con un acabado satinado es menos duraderas porque al tratarse de un papel menos permeable hace que con la humedad de las manos (al manipularlas) la tinta tiende a correrse. A mi me gusta más el papel sin satinar pero obviamente será la imagen corporativa quien mande en el papel que más “le va” a nuestra tarjeta: los acabados satinados trasmiten lujo y refinamiento mientras que las de acabado natural, reflejan eso mismo, naturalidad.

tipos papel

Respecto al acabado, los papeles pueden ser lisos (con el tacto de una cartulina) o verjurados (que son esos que tienen como estrías); elegir uno u otro es más cuestión de diseño y estética aunque es cierto que el papel verjurado es más resistente.

papel-verjurado

También existen papeles rústicos, con acabado rugosos, como de papel sin trabajar que se usan para ocasiones muy concretas y siempre teniendo en cuenta que suelen ser papeles muy permeables (“chupan” mucho la tinta) y no se recomiendan para diseño muy complejos porque la tinta puede emborronarse.

Otra opción que ahora esta de moda, si la empresa lo justifica, es el papel Kraft (que es papel industrial sin blanquear), que queda muy bien con diseños minimalistas o dibujos tipos esbozo.

tarjeta kraft

Y no solo tenemos por qué trabajar sobre papel, hay otros soportes mucho más sorprendentes como puede ser el vinilo (u otros plásticos), el aluminio, en corcho, etc. Al fin y al cabo, si sorprendemos en nuestro primer encuentro, recordarán mucho mejor a nuestra empresa o a nosotros mismos.

Tarjeta metálica

tarjeta metal

Tarjeta de corcho

tarjeta perforada

Tarjeta de vinilo

tarjeta plastico

EL DISEÑO

Hablar de diseño siempre es complicado porque no se pueden dar pautas generales. Cada empresa es única y los imagen profesional también debe serlo. Así pues, no puedo dar muchos consejos generales respecto al logotipo, por ejemplo, pero si respecto a su aplicación en la tarjeta.

Lo primero que una tarjeta debe ser es el reflejo de su imagen corporativa, tanto respecto al logotipo (que debe estar incluido para fomentar una imagen de empresa sólida) como respecto a la disposición de los distintos elementos.

El logotipo debe tener un lugar destacado dentro de nuestra tarjeta y en ningún caso debe quedar camuflado por el resto de elementos. Quien reciba nuestra tarjeta debe ver a primer golpe de vista nuestra marca. Si la tarjeta está impresa a dos caras, normalmente una de las caras se deja en exclusiva para el logo y algún elemento aislado.

TARJETA2Print

Si está impresa en una única cara, suele estar en el centro o en el margen superior izquierdo (que es hacía donde se nos van los ojos siempre, pues culturalmente leemos siempre de arriba abajo y de izquierda a derecha).

tarjetas corporativa

El resto de elementos, deben disponerse de forma sencilla y equilibrada. Una tarjeta con exceso de diseño o muchos tipos distintos de letras “hacen daño a la vista”. Las tarjetas ganas enteros con la sencillez. No confundamos un diseño rompedor (con elementos distintos o colores vibrantes) con un diseño “excesivo”. Una tarjeta nunca debe estar recargada.

Hemos de hacer que los textos sean claros e intentar que la información que contenga la tarjeta sea concreta y muy sencilla. Muchas tarjetas están llenas de texto con ofertas, lo que hacemos, lo que no hacemos y un mapa de dónde estamos. La tarjeta no está para eso y, si contamos con un buen asesoramiento, nos dirán como transmitir toda esa información extra de otras formas muchos más afectivas y que no “arruinen” nuestra tarjeta.

Del mismo modo que hemos de ser capaces de presentarnos y definirnos profesionalmente en 30-60 segundos, nuestra tarjeta no debe necesitar más de 10-15 segundos en ser leída y comprendida de forma clara e inequívoca. Si nuestra tarjeta ocasiona preguntas cuando la damos, no está bien diseñada.

Respecto a la legitibilidad es muy importante el tamaño de las letras. Pensando en un tipo Arial, lo normal es que vaya en un tamaño entre 7,5 y 9,5. Las letras demasiado grandes “saturan” el diseño de la tarjeta y las que son muy pequeñas, dificultan la lectura.

Generalmente las tarjetas tienen el tamaño extandar de 80mm x 50mm aunque no es la única opción. Las hay más pequeñas (p.ej. la mitad 80 mmx25mm) o en formatos dobles, tipo díptico, (80mmx100mm o 160mm x 50mm).

Tarjeta 80mm x 50mm

TARJETA 80X50

Tarjeta de 80mm x 25 mm

TARJETA 80X25

Tarjeta díptico

tarjeta-de-visita-en-diptico

Respecto al diseño, habría otras muchas cuestiones que se podrían valorar, siempre dependiendo de nuestra empresa, sector y la imagen que queramos transmitir, como son el corte de la tarjeta  (en ángulo o con las esquinas en redondo), los  hendidos o resaltados (que dan relieve), los perforados o troquelados, los barnices, las pinturas metalicas, etc… pero ¡ojo! muchas de estas opciones solo pueden hacerse en una imprenta, no en tiendas de offsett, y por lo tanto hablamos de cantidades de tarjetas mucho más elevadas que las podríamos pedir en una tienda de impresión laser.

Tarjeta con esquina redondeada y tinta plata

tarjet redonda

Tarjeta con barniz

tarjeta barniz

Tarjeta con hendido

tarjeta hendido

Tarjeta troquelada

tarjeta perforada2

 

Contar con buen asesoramiento profesional permite definir mejor las necesidades de cada caso. Obviamente, a mayor complejidad, la inversión será mayor pero, lo que está claro, es que una tarjeta corporativa adecuada a nuestra empresa y producida por un profesional, será una de las mejores inversiones que hagamos. Pero si por ahorrar unos pocos euros elegimos mal, convertiremos nuestra “gran inversión” en un “gasto tonto”.

Para un empresario, saber diferencia entre gasto e inversión es fundamental.

Tarjeta de visitas virtuales

En estos últimos tiempos (y por tiempo, no me refiero a años… pues no lleva tanto), se han empezado a extender el uso de tarjetas virtuales que son pequeñas web personales que contienen la información condesada de nosotros mismos. Se trata de un perfil tipo LinkedIn pero mucho más resumido o visual. Es una herramienta de promoción on line que, de momento,o es complementaría a otras herramientas más potentes e implantadas como puede ser LinkedInn, por mencionar una red social de uso profesional, o nuestra propia web.

Una de las más extendidas y que más me gustan es About me (https://about.me/). Os aconsejo que os creeis un perfil e investiguéis porque es realmente interesante y es mucho más orientador verlo directamente (son webs muy sencillas de gestionar) que si yo me pongo a explicarlo aquí.

ABOUTME1

ABOUTME2

ABOUTME3

Generalmente tienen un uso más personal que de empresa… es decir que habla de una persona en concreto (de un profesional) que de la empresa como entidad global.

Otras webs similares a “About me” donde hacernos nuestra tarjeta virtual son Social Card, Identyme o Dooid. Tengo pendiente hablaros un día sobre las herramientas de promoción y reputación on line… me lo apunto en la agenda y en breve “nos tiramos al ruedo”.

Los códigos BIDI

Una forma de aplicar un elemento virtual a las tarjeta de papel es la utilización de un código BIDI o código QR (quick response code). No son exactamente lo mismo pero como su diferencia no aplica al diseño, nos limitamos a decir que ambos son un código en forma de dibujo, que incluye información: ya sea nuestra dirección web o nuestro propio contacto para facilitar que nuestros datos se guarden en la agenda de un móvil, por ejemplo.

tarjeta BIDI

tarjeta BIDI2

Lo tradicional y lo electrónico pueden convivir en paz y con total éxito!!!

…  Si os surge cualquier consulta a este respecto, no dudéis en comentarlo conmigo!

¡Hasta pronto!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

Anuncios

Un comentario en “La tarjeta de visita ¿en papel o electrónica?

  1. Pingback: ¿Qué han contado los @protocolblogger esta semana? | PROTOCOL BLOGGERS POINT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s