Mejorar nuestra identidad virtual. Reputación 2.0. (2)

En inglés existen dos palabras para definir lo que es español sería la publicidad. Para la publicidad que se paga, usan el término “advertisement” (publicidad en prensa, por ejemplo) y para la publicidad por la que no pagas, si no que es causa directa de nuestra imagen y nuestros actos, usan “publicity”. En Español solo existe un término que engloba ambas acepciones y quizá precisamente por ello, las empresas, tan preocupadas en su publicidad pagada, tienden a olvidar la que es gratis.

Digo yo, que lo mismo es que en un mundo tan materialista, precio y valor se confunden con lo que si algo no cuesta ni un euro ¡es porque no vale la pena! Pero en el caso de la publicidad, esto no es así! La publicidad indirecta es muchísimo más potente que la pagada, aunque pueda tener menor radio de acción. ¡Anda que no hay empresas que tienen verdaderos problemas por una mala publicidad!: por usar mano de obra recriminable, por discriminación en su política laboral, por un mal servicio prestado que se vuelve viral… de hecho, precisamente es esta publicidad, aunque no solo, en la que se empeñan los comunity manager.

Y es que, a día de hoy, Internet se ha convertido en uno de los principales focos de clientes de cualquier empresa o autónomo. Por ello es tan importante, no solo estar en Internet, sino hacerlo de una forma que nos beneficie. Es lo que llamamos la reputación on line, es decir, lo que los demás perciben de nosotros y transmiten directa o indirectamente a terceros. El tema de la reputación on line ya la traté en mi post “No me engañes, que te veo” donde explicaba brevemente qué era la reputación on line y os daba algunos consejos para cuidar vuestra identidad virtual. Si no lo leísteis entonces, os animo a hacerlo ahora pinchando aquí.

blog.educalab.es

Si bien es cierto que “el hábito no hace al monje”, también lo es que “además de ser bueno, hay que parecerlo” ¡y más en entorno como Internet donde la interactuación personal es limitada! Cuando buscamos un servicio en Internet nos dejamos seducir más por la imagen que tiene (en su faceta más estética) y lo que los demás comentan que, muchas veces, por el contenido que el interesado ofrece. Internet es el espacio de la inmediatez y todo lo que transmitamos a nuestros clientes en los primeros 30-60 segundos tiene mucho más peso del que podremos controlar a posteriori. No obstante, es necesario generar información sobre nosotros y nuestros servicios para crearnos una identidad virtual beneficiosa.

A la hora de promocionarnos en la red hay que cubrir al menos dos etapas. La primera de ellas es crear focos de información, donde puede acudir quien esté interesado en conocernos, y la segunda, es la promoción de dichos focos.

Focos de información

Crear una web profesional o un blog donde nuestros contactos puedan conocer de primera mano la información que queremos transmitir es algo fundamente para poner en marcha nuestra actividad. Muchas empresas sustituyen dicha web o blog por una página profesional en FB. Todo es válido si estudiamos los pos y contra de cada opción y elegimos coherentemente.

  • Web profesional – Da más trabajo su creación y ofrece la posibilidad de crear un diseño más complejo (en cuanto a la estructura del sitio), con pestañas, álbumes sitio de descargas, etc. Aunque debemos estar trabajando en ella continuamente -estudiando las visitas, buscando mejoras, etc- el trabajo más duro es el que se hay que hacer antes de publicarla.
  • Blog – Su creación es mucho más sencilla pero su mantenimiento es más costoso en tiempo. El blog debe ser un site que se actualice continuamente y de forma regular. Podemos publicar cada día, cada semana o cada mes…. ¡pero siempre de forma regular! Si acostumbramos a nuestra audiencia a una periodicidad, hemos de mantenerla porque es un reflejo de nuestro compromiso profesional. Además, del mismo modo que haríamos si cerramos una tienda por vacaciones, si vamos a cesar por un tiempo nuestra actividad en el blog, hemos dejar constancia de ello informando de cuando está prevista nuestra vuelta – periodo que limitaría a menos de 4 semanas-.
  • Perfil en redes sociales generalistas, como Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Tuenti, etc. Es importante crear perfiles diferenciados para el uso personal y el profesional. Hemos de ser muy escrupulosos a ese respecto no solo para preservar nuestra vida privada si no para no perjudicar a nuestra vida profesional con aquellos asuntos destinados a nuestro círculo más cercano: un cliente no tiene porque entender nuestros “chascarrillo” ni estar de acuerdo con nuestras opiniones sobre temas espinosos. Os vuelvo a recomendar leer mi post “No me engañes, que te veo” a este respecto.

          fb      LOGO TWITTER PINTEREST TUENTI

Hay muchos casos que la web profesional se sustituye con un perfil profesional en una red social como Facebook. Esta posibilidad limita mucho más la posibilidad de incorporar información escrita pero integra algunas de las características del blog (periodicidad, publicidad, actualización de información visual… etc), además de facilitar el contacto con nuestros clientes.

A mí me gusta más que el perfil de la red social complemente una web profesional o blog, pero obviamente, como a mayor cantidad de herramientas utilizadas, mayor será la cantidad de tiempo que habremos de invertir, deberemos valorar nuestras posibilidades y recursos para no caer en eso de que “quien mucho abarca, poco aprieta”.

  • Perfil en redes sociales profesionales, como LinkedIn o Xing. Deben estar continuamente actualizadas y hemos de mantener un actividad regular en ellas para que no de la impresión de ser una red que no tenemos en uso. Las redes sociales profesionales no son un mero “corcho” dónde colgar información y agregar contactos ¡es una red dónde se debe interactuar!: compartiendo información de otras personas, comentando posts, aportando información sobre temas de interés o nosotros mismos, participando en foros, seguiendo grupos, etc… es casi más importante nuestra interactuación con el resto de usuarios que los datos curriculares. En este caso, es un complemente ideal a nuestra web profesional porque incluye información amplia no solo de nuestro curriculum y trayectoria, sino sobre nuestra actividad.

             LOGO LINKEDIN       LOGO XING

  • Tarjetas virtuales, que como vimos en mi último post La tarjeta de visita, son un resumen visual de nuestra identidad profesional. Por sí solas, no son demasiado efectivas aunque son una herramienta perfecta para completar nuestra tarjeta tradicional (por ejemplo, incluyendo en ella un código BIDI que dirija a nuestra tarjeta virtual) y, por supuesto, a nuestra web principal, blog o perfil social.

Las tarjetas virtuales no suelen tener aplicación de empresa sino personal y, como en el caso de los foros sociales, también existen posibilidades de contactar con otros profesionales que nos interesen. Algunas de las más importante son about.me, Social Card, Identyme o Dooid.

De todas estas (y otras) fuentes de información, es fundamente que identifiquemos cuál de todas ellas es la más importante. Generalmente, este site principal será dónde ofrezcamos de forma más detallada y directa nuestros servicios. ¿Por qué es importante esta identificación? Porque debemos orientar nuestra promoción a conseguir el máximo posible de visitas en dicha web; el objetivo, obviamente, es que nos contraten.

Cada uno de nuestros sites conformarán las distintas faces de nuestra identidad virtual y por ello, todos han de estar interrelacionados: en nuestro blog vendrá nuestra dirección web (y viceversa) y nuestro contacto en las redes sociales; en las redes sociales promocionaremos nuestra web, nuestro blog y nuestro perfil en otras redes, etc. De este modo, generaremos un flujo de visitas constante entre los distintos focos de información, haciendo hincapié en aquel que más nos interesa que sea visitado.

Promocionar nuestra información

Todo este trabajo de crear focos de información no tiene ningún sentido si luego no vamos a obtener visibilidad o, lo que es lo mismo, si cuando googlean nuestro nombre o el de nuestra empresa no aparecemos en el primer pantallazo del buscador. Poca gente pasa a la página dos del buscador para recabar información. Por ello, es muy importante todo lo que tiene que ver con el posicionamiento y optimización de nuestros sites – cosa que trataremos otro día por ser un tema demasiado extenso para tratar ahora-.

click

En segundo lugar, para promocionarnos es super-importante generar una lista de contactos efectivos en nuestra redes sociales. Y por contacto efectivo me refiero no a vuestro padre, primo y amigo de la universidad… si no a gente interesada en vuestros servicios (clientes potenciales) o que tienen a su vez contactos que pueden serlo (y que sabrán de nosotros si conseguimos que los primeros compartan nuestra información). También son contactos efectivos las personas que sin ser clientes, pertenecen a nuestro sector y son potencialmente un foco de publicidad para nosotros.

Está claro que para que nuestra lista de contactos sea buena, hemos mantener nuestro perfil actualizado y compartir información que sea de interés para ellos. A este respecto es importante no pasarse de egocéntricos y no estar todo el día hablando de nosotros (lo que hacemos, lo que vamos a hacer, lo que hemos vendidos, lo que nos gusta, lo que pensamos, etc) si no también hablar de servicios o personas que aporten un valor añadido a lo que nosotros ofrecemos, compartir información que otros cuelgan que creemos de interés para nuestros contactos, etc… en Internet lo importante es hacer que la información fluya de forma constante.

Otra de las formas más potentes y con mayor más repercusión para promocionarnos en la red es la participación en foros especializados. No se trata de darnos simple “autobombo” en uno (o más) foros si no de ayudar a quienes lo necesiten gratuitamente, aportando nuestros conocimiento y experiencia a quien lo solicite. Y digo gratuitamente que no desinteresadamente porque, desinteresado no puede ser nada que tenga que ver con un negocio: nuestro objetivo siempre es generar beneficio (si no, seríamos una ONG).

foule contente

A este respecto es importante saber vendernos de forma elegante. Hay que mostrarse predispuesto a ayudar a los demás, ser resolutivos y orientadores, pero dando “una de cal y otra de arena” y colar de vez en cuenta el nombre de nuestra empresa,  nuestro blog o nuestro perfil en una red social. Nuestro objetivo es crearnos una buena reputación por lo que es importante dirigir a los otros participantes y lectores del foro hacia nuestra web… pero de forma que no sea ni ofensiva (que no moleste al administrador el foro para quien el site será seguramente su propia herramienta de promoción) ni invasiva (siendo “pesados” hablando de nosotros cada “tres por tres”). Hay que ser comedidos y discretos pero c-o-n-s-t-a-n-t-e-s. La verdad es que el comportamiento de muchos internautas a la hora de participar en foros es una “asignatura pendiente”… así que me lo apunto en la agenda y otro día hablamos de ello!

En esa misma línea está el elaborar y compartir documentos formativos o informativos en la red de forma gratuita. Pueden ser “aperitivos” para otros documentos que sí venderemos o simplemente una herramientas para nuestro reconocimiento profesional. Todo el trabajo que compartamos en Internet debe estar encaminado hacia nuestro beneficio: ya sea económico o de promoción profesional y debe publicitarse correspondientemente en nuestra web, blog o perfil social. Por supuesto también está el colaborar con publicaciones, escribiendo artículos o colaborando con ellos, que no es sino otra forma de compartir información.

Portada El arte de regalar4  Pusteblume

(Pinchar en imagenes para descargar gratuitamente los documentos)

Hemos de asumir que una vez generada una buena reputación virtual ¡en ningún caso podremos cruzarnos de brazos!! Estas dos etapas son el comienzo de todo el trabajo posterior que habrá que hacer para mantener actualizada nuestra identidad virtual y controlar nuestras reputación 2.0. Como podéis intuir, el trabajo no es poco ni fácil pero siempre da resultado a medio plazo! En el reino de la inmediatez, los éxitos no se recogen tan rápido como nos gustaría. C’est la vie!!!

¡Hasta pronto!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

 

Anuncios

Un comentario en “Mejorar nuestra identidad virtual. Reputación 2.0. (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s