Normas y usos para participar en foros. La netetiqueta.

En mi post “Como mejorar nuestra identidad virtual”  quedó pendiente el profundizar en la participación de foros. La verdad es que la educación y protocolo en la web es una asignatura pendiente para muchos usuarios: a veces por desinterés y otras por falta de conocimiento o experiencia. En el primer caso, poco puedo hacer… pero en el segundo, espero poder ayudaros con el post de hoy.

Internet y la netetiqueta

En Internet existe lo que llamamos netetiqueta que no es sino el protocolo social aplicado a la red. Dicho protocolo se compone de una serie de normas o reglas que, por hábito o acuerdo, se deben aplicar a las relaciones virtuales. La verdad es que, más que reglas, debería decir que son consejos para lograr una comunicación efectiva en la red. Vamos a comentar alguna de las normas más importantes pero si os interesa el tema, podéis leer más sobre ello pinchando aquí.

Personalmente, como me pasa con el protocolo social y la urbanidad, creo que querer establecer normas inflexibles es ilógico. Por un lado, en la mayoría de los casos, no hay mejor protocolo social que el sentido común; por otro, no tiene sentido convertir las normas que aplican a las relaciones sociales (ya sean en la vida real o la virtual) en una cuestión inalterable al paso del tiempo cuando el objeto sobre el que tratan (las personas) sí evolucionan.

Con esto no estoy diciendo que el protocolo esté mal ni no tenga sentido – Dios me libre de morder la mano que me da de comer- pero sí defiendo que lo realmente importante no es aplicar “a pies juntillas” el protocolo y los usos sociales, sino conocerlos para tener capacidad de valorarlos, cuestionarlos y, si procede, mejorarlo. Al fin y al cabo, somos personas con capacidad de raciocinio, no un rebaño de ovejas.

El protocolo en su faz más estricta tiene sentido solo en ambientes institucionales, no en situaciones privadas – donde lo que prima es el objetivo a lograr y el deseo de los anfitriones. Por ello, si lo extrapolamos a Internet donde cualquier blog o foro tiene carácter privado (siempre que no lo administre una institución pública) no es lógico querer establecer normas inflexibles.

Los foros se pueden entender como una reunión de participantes en el “ciberespacio” por lo que muchas de las normas que aplican a la vida real se pueden llevar a la virtual. En términos generales podemos decir que son básicas las siguientes normas:

  • El usuario se debe comportarse siempre de buena fe.
  • El usuario debe participar según la naturaleza del foro o del sitio.
  • Está prohibido el uso de  descalificaciones, insultos o argumentos ofensivos.
  • El usuario no debe fomentar provocaciones ni insultos a terceros.
  • Los usuarios no deben hacer apología de actos delictivos o contrarios a la ética y política del sitio.
  • Los usuarios no deben hacer uso de imágenes o expresiones de mal gusto o con falta de ética y moral.

En la mayoría de los foros estas normas son comunes y sirven de base para crear una normativa específica del sitio. Generalmente, no cumplir con esta normas, o las que apliquen, suele ocasiones la eliminación de comentarios o, si hay reiteración, la censura de algún participante. Respecto a la eliminación de comentarios, quiero aclarar que muchas veces se trata del propio administrador del sitio (o representante) quien lo hace de forma intencionada pero, otras veces, se tratan de motores virtuales que borran intervenciones que incluyen palabras que se han etiquetado como prohibidas.

Se entiende por censura cuando una actuación provoca el cese de una actividad: ya sea cierre de un foro, borrar una web o dar por inválido a un usuario. Si lo que se “borra” no es al usuario (prohibiendo su entrada al foro) si no un comentario, no se trata de censura: es una acción del moderador o arbitro del foro para hacer valer las normas del sitio. No debemos olvidar que casi cualquier foro, no digamos un blog, es un espacio privado (incluso, personal en algunos casos) y existe el llamado “derecho de admisión”. Si yo organizo una cena en casa y uno de mis invitados infringe mis normas o insulta a mis otros invitados, tengo derecho de echarle de mi casa. Si en vez de hablar de mi casa, hablo de mi blog o foro que administro, más de lo mismo.

Yo soy la primera que recomiendo a los bloggers no borrar comentarios salvo que incumplan las normas básicas de netetiqueta o del propio blog. Ante una crítica, lo que hay que hacer es afrontarla de forma asertiva y serena, no dejándose llevar por los nervios, y zanjar lo antes posible la polémica.

Normas sociales

Como comentaba al principio, el protocolo social en Internet es reflejo del de la vida real por lo que muchas de las normas de nuestro “día a día” se pueden aplicar a nuestra actividad en la red, siempre adaptándonos al medio 2.0.

Para empezar, me gustaría hacer énfasis en el hecho de que aunque Internet transforme a los usuarios en identidades impersonales (ahí están os nicks y avatares tras los que nos escondemos), la verdad es que detrás de cada apodo hay una persona. Es importante recordárnoslo porque muchas veces, sobre todo cuando se hacen críticas, tendemos a deshumanizar a los participantes y olvidar las normas de convivencia y relaciones sociales básicas.

… algunos consejos:

Cuando se participa en foros, es fundamente promover debates y conversaciones en un ambiente sano y educativo. No olvidemos que uno de los principales objetivos de un foro es poner el conocimiento y experiencia particular en beneficio del bien común.

Y, puesto que un foro es un lugar de bien común, hemos de intentar no usarlo para beneficio exclusivo nuestro, promocionando nuestra web, nuestros productos, nuestra empresa, nuestro, nuestro, nuestro… una cosa es que  de forma discreta nos demos promoción, otra cosa es bombardear al foro – lo mismo, incluso nos pueden echar por “pesados”.

Si nuestra participación en un foro tiene un fin promocional hay que medir cómo y cuántas veces nos referimos a nuestra web o sitio de contacto. No olvidemos que la mejor forma de mejorar nuestra reputación on line no es “bombardeando” con información sobre nosotros, sino haciendo gala de lo que sabemos hacer: ofreciendo soluciones a problemas que propongan otros usuarios, colaborando “desinteresadamente” en temas comunes, etc. Dejad que vuestro conocimiento hable de vosotros.

Del mismo modo, no debemos monopolizar una conversación, contestando una y mil veces incluso a nosotros mismos. Un foro es un sitio para que la gente mantenga una conversación ¡en ningún caso es un monólogo! Quien tenga afán de monologuista siempre puede escribir un blog.

Hay que respetar al máximo la privacidad del resto de usuarios. Con ello no me refiero a que no nos metamos con “la familia” del susodicho, que por supuesto, sino que si conocemos la identidad real de algún participante, nunca se comparte con el resto. Cada uno de nosotros somos la única persona con capacidad legal para aportar información personal. Y no es solo educación, es un tema de legalidad. La ley de protección de datos, que también afecta al entorno 2.0., protege el derecho a la privacidad de cada persona y como datos privados se entienden, en primer grado, nombre y apellidos, teléfono, dirección, sexo, religión y orientación sexual.

Hay que tener mucho cuidado a la hora de escribir nuestro mensaje para no crear malinterpretaciones. La falta de información complementaria como gestos, entonación, pausas, tono, etc hace que nuestro texto se interprete en base al estado de ánimo y suceptibilidad del receptor. Precisamente por ello, es importante tener cuidado con las bromas, sarcasmos e ironías.

Cuando existe un enfrentamiento con otro usuario, se deben rebatir o criticar los actos, nunca a las persona. Igual que a un niño no se le debe decir “eres malo” sino “has hecho esto mal”, es mejor reivindicar que “tal comentario es racista”, antes de llamar “racista” al usuario.

Comunicación escrita y cortesía en internet

Una de las cosas que se han perdido con las comunicaciones por carta son las “buenas maneras”. Ya en los mails tendemos a olvidar toda formula de cortesía lo que, a mi parecer, queda fatal. Por no hablar del móvil, donde por hacer, ni somos capaces de escribir las palabras enteras ¡Más de uno se las ve y se las desea para descifrar algunos mensajes!

No seré yo quien emprenda una cruzada en “pro” de la lengua de cervantes pero sí creo que es importante que los usuarios de los foros (lo cual perfectamente puede llevarse a la escritura de mails) tengan en cuenta algunos consejos:

  • Saludo, despedida y agradecimiento. Hola. Adiós. Gracias. Yo animo a los usuarios “remolones” a retomar el uso de dichas fórmulas de cortesía. Prometo que no hacen daño, que nadie se ríe de uno ni tampoco le expulsan de ningún foro por ser educado.
  • Hay que participar de forma breve y concreta. Muchas veces hay comentarios más largos que el propio artículo al que hacen referencia o participaciones en foros que tardas en leer cinco minutos. No olvidemos que Internet en el medio de la inmediatez y que cualquier acción que emprendamos debe ser lo más ágil posible.
  • Por la contra, ser breve no significa que hablemos en plan telégrafo o “indio apache” chapurreando castellano. La brevedad no implica no desarrollar frases completas con su sujeto, verbo y predicado.
  • Hay que evitar el uso de abreviaciones, como si escribiésemos un mensaje de móvil, salvo que estemos 100% seguros que todo el mundo nos va a comprender.
  • Del mismo modo, hay que cuidar el vocabulario y la “jerga” que se usa a fin de ser comprendido y no pecar de sobervio.
  • No se abusa de las mayúsculas que serían el equivalente en la comunicación verbal a gritar.
  • De hecho, no se abusa en general, de ninguna decoración, ya sea mayúsculas, negritas, colores, emoticonos, etc… salvo que sean imprescindibles. Hemos de ser consciente que en el medio escrito la claridad es fundamental para facilitar la lectura y que un texto lleno de “florituras” cansa muchísimo la vista.
  • Igual de importante, o más, que el uso correcto de la gramática, está el uso de la ortografía. No olvidemos que acentuar correctamente y colocar bien los puntos y comas son fundamentales para que nuestro mensaje se comprenda.

¡Hasta pronto!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s