Tarjetas Handmade

En mi post de la semana pasada os comenté por encima que lo handmade se está poniendo de moda, pero no solo a nivel doméstico ¡también a nivel empresarial! No es raro encontarnos con empresas que por su tipo de actividad deciden producir una papelería artesana o hand-made.

Algunas de estas empresas “tantean” la producción hand-made en busca de abaratar costes, cosa no demasiado lógica porque por definición algo artesano, y por lo tanto personalizado, requiere más trabajo y manipulación que una producción mécanica y automatizada. Quien busque ahorrar dinero en lo hand-made es porque esté dispuesto a hacer él o ella mismo el trabajo… si lo va a encargar, ha de asumir que la mano de obra hay que pagarla.

Precismente son las pymes muy pequeñas y los autonómos los que cada vez optan por papelería artesana hecha por ellos mismos. Desde pymecom se asesora a muchas empresas a este respecto como forma de abaratar costes y, sobre todo, de dar a nuestras tarjetas esa imagen personalizada, única y de mimo que tan bien trasmite este tipo de papelería.

Una de las formas más habituales de papelería hand-made es el sellar con tinta. Obvimente tendremos que diseñar y comprar un sello de caucho con el que luego podamos sellar todas las hojas, tarjetas o sobres que necesitemos. No implica una gran inversión ni en dinero ni en tiempo, la producción es muy sencilla y el acabado es bastante uniforme.

KRAFT + SELLADO tarejtas con sello

En la línea de los sellos de tinta, están los sellos en seco y los lacres. Los sellos en seco es el marcado del papel, entre dos planchas rígidas, de forma que se imprime relieve. Lo recomendable es que los sellos en seco, si son manuales, incluyan diseños muy sencillos ya que la definición de los trazos es mucho menos clara (tienden a perderse) que los hendidos mecánicos (hechos por una máquina).

carton sello seco sello seco

Los sellos en lacre también se pueden personalizar (y crear el diseño que se ajuste a nuestra empresa o actividad). Lo más crítico a la hora de trabajar con estos sellos es el pulso (que debe ser firme para obtener un grabado claro) y dejar secar correctamente el lacre. Además, es más caro pues la cera que se necesita para lacrar se gasta mucho más (y es más cara) que la tinta.

tarjeta con lacre

Otra opción muy sencilla para hacer papelería hand-made es dar color a los cantos de las tarjetas; para ello solo hay que hacer un taco de tarjetas, sujetarlas bien con cualquier tipo de fleje y pintar con pincel o spray los cantos.

resaltado

También es otra buena elección, aunque implica algo más de inversión, añadir a la tarjetas detalles con wasitape o cinta adhesiva decorada, que aporta un toque de color y diseño a una tarjeta sencilla. El texto puede ir sellado, impreso o, si tenemos buen pulso y caligrafía, ir manuscrito por nosotros mismos.

tarjeta con wasitape + troquel

Obviamente, podemos complicar la tarjeta todo lo que queramos siempre siendo conscientes del trabajo que ello supondrá cuando tengamos que trasladar el diseño, no a una única tarjeta, sino a doscientas cincuenta. Se puede troquelar (o perforar) la tarjeta o añadir otros detalles que ayuden a transmitir cuál es la fisolofía de nuestra empresa o a qué nos dedicamos. Por ejemplo, se pueden incluir flores secas si nos dedicamos al paisajismo o la decoración vegetal o cosidos si nos dedicamos al arreglo de ropa.

tarjeta con faja tarjeta cosida

tarjetas-de-visita-handmade-cosida

Al final de lo que se trata es que nos ayudemos de lo hand-made para acercarnos aún más a nuestros clientes, creando tarjetas únicas que además, si fuese posible, den fe de nuestro trabajo. Si somos una empresa de telas ¿Por qué no hacer tarjetas con retales?

tela

… o si somos ilustradores, ¿porqué no dibujar nosotros mismos nuestras tarjetas?

ilustracion

ilustracion2

ilustracion5

Si vamos a dedicar tanto tiempo a hacer nuestra propias tarjetas, merece la pena emplear un tiempo extra a meditar qué es lo que mejor transmite la filosofia de nuestra empresa y nuestra marca. Y si os sentís un poco perdidos, no dudéis en pedir ayuda. Asesorarnos es la única forma de lograr el mejor resultado que esté a nuestro alcance. ¡Sobra decir, que para eso, quedo a vuestro total disponibilidad ;)!

Ah! Si os interesan el tema de las tarjetas originales, no os olvidéis de releer mi post “Tarjeta de visita ¿en papel o electrónica?

Hasta pronto!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

1º ANIVERSARIO

Bueno, bueno… hoy sí que sí…

¡Mi blog ya tiene un añito!

En este año ha aprendido a andar, a caerme y levantarme, a correr… ¡y a hacer piruetas! No es que haya aprendido todo lo que hay que aprender (me queda muuuuuucho) pero creo que no lo estamos haciendo tan mal porque hasta hoy he recibido ¡¡¡9.372!!!!! visitas… poquito a poco hemos ganado seguidores de aquí y de allá (no deja de sorprenderme que me lea gente del otro lado del Atlántico) y hemos logrado que cada vez más gente comparta mis enlaces en facebook, twiter y LinkedIn… ains!! Y no, no me equivocado al hablar en plural, de nosotros en vez de mi, porque este blog es un poco gracias a todos. “Qué contenta estoy!!!” diría Macario. Gracias. Mil millones de gracias.

La verdad que cumplir un año es buena ocasión de hacer balance pero, sobre todo, de crear nuevas metas y proyecto que compartir con todos vosotros. Ya lo dice el dicho…

La experiencia nunca debe ser un sillón sobre el que relajarse, sino un trampolín desde el que coger impulso!!!”

En fin… así que como ya os dije hace algunas semanas, me gustaría hacer algo especial para todos aquellos que me llevais siguiendo un año, seis meses, un mes o una semana ¡incluso para los que hoy es la primera vez que me leéis! Pocas posibilidades tengo de obsequiaros con algo material pues los tiempos de crisis también llegaron hace tiempo a “Villa Morillas” pero sí puedo obsequiaros con mi experiencia y mi tiempo ¡Eso lo dejo a vuestra disposición!

El primero obsequio que quiero ofrecer es para todo aquel que sea un particular;  se trata de diseñar el curriculum vitae de uno de vosotros ¡qué en los tiempos que corren, viene muy bien! Pero no un curriculum normal sino un curriculum en Prezi. Quizá sea una aplicación que no conocéis pero os aseguro que está en auge y os sorprenderá tanto a vosotros como a vuestros seleccionadores ¡No hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión! Como un ejemplo es mejor que mil explicaciones, podéis ver mi Prezi-Cv pinchando aquí. El precio del trabajo en mercado es de entre 150€ y 350€.

El segundo regalo es para cualquier autónomo, emprendedor, futuro emprendedor o pyme de menos de 25 empleados; se trata del desarrollo una presentación comercial. Cualquier venta es más sencilla si la acompañamos de una presentación visual que nos beneficie. El precio medio en mercado sería de unos 400€.

Además, gracias a mis compañeros de Pymecom,  si este profesional o empresa quisiera aprovechar para renovar o crear su imagen corporativa, lo puede hacer desde solo 250€ (tarifa oficial) – 25%. Y yo misma prometo ocuparme de ello, ¡of course!

¿Como acceder a estos obsequios?

Pues tan solo hay que mandar un mail a la dirección rbs@pymecom.net, poniendo en el asunto SORTEO PARTICULAR (para el primer obsequio) o SORTEO EMPRESA (para el segundo obsequio) y nos pondremos en contacto con la persona garandora que, por supuesto, también tendrá repercusión en mi blog.

Un beso muy grande y GRACIAS POR SEGUIRME!!!!!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

Coser y cantar, todo es empezar

Voy a empezar el post de hoy contándoos que tengo las yemas de los deditos rotos de coser. No, no es que me haya puesto a hilvanar sábanas o remendar calcetines, no. He estado cosiendo unos folletos. ¿Coser folletos? Sí, se trata de un trabajo de imagen corporativa al que queríamos dar un aspecto hand-made (o artesano, que es más castizo)  y claro ¡me he inflado a coser lomos de folletos con la presentación de la empresa! Es lo que tiene trabajar sola, que no compartes ni lo bueno ni lo malo (especialmente lo malo, porque para eso nunca hay voluntario). Pero bueno, la verdad es que termina resultando muy gratificante cuando logras el resultado que buscabas… y la parte mala se olvida. Ya lo dice mi padre, lo bueno-bueno, siempre cuesta, y si no cuesta nada, es que no es tan bueno. Ahí queda eso!

La verdad es que últimamente está en auge todo lo artesano o hand-made. No sé si es por haberse popularizado el scrapbooking o porque la crisis obliga en algunos casos. Las técnicas craft (que es la forma “fina” de llamar a la artesanía y que equivale a su traducción al inglés) puede abaratar algunas fases de la producción de artículos en general, y papelería en particular, aunque también es cierto que en otros casos, lo que se ahorra en materias primas se lo gasta uno en mano de obra; no es lo mismo encender una maquina y que te corte e imprima 500 tarjetas que hacer todo a mano. El acabado no es mejor ni peor, todo depende de la imagen que quiera transmitir la empresa. Lo que está claro es que la papelería de empresa hand-made aporta un toque cuidado, personalizado, incluso ecológico que puede ser muy beneficioso para algunas empresa… pero también es verdad que los acabados son menos perfectos o elegantes entre otras cosas porque precisamente de eso se trata: que cada tarjeta, caja, etiqueta o folleto sea un poco distinto a todos los demás.

scrapbook

El tema de la papelería DIY para uso profesional es muy interesante y amplio y prometo que hablaré en profundidad el próximo día pero hoy voy a hablar de la encuadernación. Como os decía, he estado cosiendo lomos de libritos (bueno, en realidad folletos de 12 hojas) porque para este trabajo elegimos usar una encuadernación japonesa. Este tipo de encuadernación no es la única que existe, de hecho las más habituales son:

Encuadernación a caballete. Es el tipo de encuadernación que suelen llevar los periódicos. Las hojas en realidad son pliegos más grandes que se doblan sobre sí mismos y se juntan para formar librillos. Puede ser que no lleven ningún tipo de grapado (por ejemplo, el ABC), que lleven grapas (la mayoría de los periódicos), que estén cosidos (generalmente con puntos pequeños), que lleven fastener o tornillos, o que lleven gomas o cuerdas. Esta forma de encuadernas solo en viable para un número de hojas no muy elevado.

caballete cosido fastener

Encuadernación en rústica. Es la que llevan los libros. Cuando el número de hojas es elevado, no es viable grapar o coser las hojas porque no se sujetan o tienden a abrirse aunque pusiéramos tapas duras debido a que no existe un lomo suficientemente sólido. La encuadernación rústica puede ser a la americana o fresada que es cuando los pequeños grupos de hojas se unen sin más y pegan con cola o rústica cosida cuando se usa un cosido para unir las hojas, con la posibilidad de además añadir cola para dar más solidez al encuadernado.

rustica cosida y fresada

cosido

Encuadernación con wiro o canutillo. Es el tipo de encuadernación que solemos hacer para presentar trabajos de clase o documentos internos en las empresas. No obstante, si la cuadernación está bien diseñada puede tener su aplicación totalmente profesional. Se hace con un canutillo o espiral que aúna las hojas que previamente se han perforado. Cuando este canutillo es plástico se llama tal cual pero cuando es metálico se le llama wiro (que se puede pronunciar /guairo/ como en inglés o /güiro/ que es su pronunciación castellanizada). El wiro puede estar a su vez cubierto con una tapa y, en este caso, se le llama wiro canadiense.

wiro canadiense

encuadernacion_canutillo  wiros

Encuadernación japonesa. Es la menos habitual porque el manipulado es más complejo y por lo tanto, suele ser más costoso… y es la culpable de haberme borrado parcialmente las huellas digitales. Se trata de una encuadernación cosida con hilo continuo creando un diseño más o menos complejo. El acabado es bastante artesanal como merece algo que se denomine japonés (tan cuidadosos ellos con los detalles). En este tipo de encuadernación la portada (generalmente, más dura que el resto de hojas) está hendida (tiene marcado un pliegue) para facilitar abrir el libro.

japones japones4 japonesa2 japonesa3

Es importante que cada empresa defina qué quiere lograr y que haga un buena inversión (que no implica necesariamente mucho dinero) en su papelería corporativa porque “solo hay una primera oportunidad para causar una buen impacto”. La papelería corporativa hablará de la empresa cuando el comercial no esté delante. ¿Qué queréis que vuestra papelería cuente de vosotros? Pues imprimid dicho mensaje en vuestro logotipos, vuestros folletos, vuestras tarjetas de empresa… Igual de importante que es no escatimar en la papelería, también es muy importante que la empresa asuma su capacidad económica y se ajuste a su presupuesto… pero, eso sí, nunca haciendo chapuzas (que es lo que suele lograrse en un 95% de las veces que se eligen ofertas en la que ofrecen lo mismo que el resto de profesionales pero a un 20% de su precio medio de mercado) ni regateando hasta la extenuación a los profesionales que hacen el trabajo.

Respecto a las chapuzas, es importante que los empresarios y autónomos incorporen a su vocabulario  (y lo tengan muy presente) el término baja temeraria. ¿Qué es baja temeraria? Pues lo que decía antes, obtener algo que vale 100€ a 10€. Obviamente, un buen negociante sabrá buscar la mejor oferta pero esa “oferta perfecta” no debe basarse en el precio sin más, sino en el precio respecto a la calidad de los materiales y el trabajo. Preguntaros porque un precio es mucho más barato que el que os dan el resto de colaboradores ¿será que el resto de los profesionales son unos “piratas”? ¿o será que en esta opción se escatima en “algo”? Porque claro, luego somos muy rápidos a la hora de reclamar… pero no es lo mismo lo que le puedes reclamar a un chuletón en Arzak que a un Bic Mac en Mcdonald (sin desmerezer a la hamburguesa) ¿Os imagináis pedir una hamburguesa en un restaurante fast food y reclamar que la carne no está al punto o si la salsa te resulta pesada? Entonces, quien compra 500 tarjetas corporativas a 25€ ¿Por qué cree que va a  tener cabida una reclamación respecto a la calidad del papel o el acabado de la impresión? No es que no tenga derecho, que lo tiene, sino que quien va a comer unos nuggets al Burguer debe asumir que no va a encontrar en su plato (perdón, bandeja), pollo ecológico de corral y quien compra unas tarjetas a un precio irrisorío, no va a recibir un papel de alta calidad ni una impresión elegante. Nadie da duros a pesetas.

Respecto a regatear, ¿que puedo decir? Supongo que como profesionales, todos tenemos clientes que piden descuentos: los hay que los piden rara vez, los hay que los piden a veces y los hay que los piden siempre. Por principio, yo soy poco amiga a hacer descuentos, porque, al final, dar un descuento es reconocer que el margen comercial que aplico a mi producto está inflado (puesto que tengo margen para reducirlo y, aún así, seguir siendo rentable) pero además es que muchas veces implicar perder beneficio (a veces ya mínimo), arriesgar los procesos o trasladar a mis colaboradores o suministradores la presión para que se “aprieten el cinturón” en una época en la que los cinturones ya están más que ajustados. Es verdad que cuando hablamos de grandes cantidades es más fácil lograr algún tipo de descuento porque mayor volumen de material prima suele reducir los costes… pero a mi me han llegado a pedir descuento para hacer 200 tarjetas de lo más sencillas.  Alguna vez hasta me resulta ofensivo porque ya nadie aprecia (y menos quiere pagar) el trabajo profesional  “¡400€! ¡Pero si eso me lo puede hacer mi hijo en casa con su ordenador!”…. “pues nada señor” me gustaría decirle “vaya a que se lo haga su hijo y no me haga perder el tiempo”…. porque el proceso de pensar y presupuestar también me cuesta y nadie me paga por ello.

Además, clientes del mundo, como profesional puedo decir que  pedir constantemente descuentos ocasiona que cada vez que esa persona o empresa pida un presupuesto, lo reciba “inflado” porque se sabe de sobra que, a continuación, va a pedir “su descuento”. Nadie en tonto ¡Y el diablo menos!

Bueno chicos y chicas, pues hasta aquí mi post de hoy: 40% formativo / 60% reivindicativo. Es lo que tienen las bitácoras personales…

Hasta pronto!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

El legado que dejamos a nuestras hijas. Merece la pena quererse.

Soy madre. Creo que ya muchas veces he hablado de que tengo dos niñas: Adriana y María. Bueno, pues hoy quiero hablar precisamente de ellas… o bueno, en realidad quiero hablar de mí. Quiero hablar de las mamás. Y sobre todo quiero hablar del legado que les estamos dejando a nuestras hijas. La mayoría de las cosas de las que hoy voy a hablar son, en realidad, aplicables también a los niños y a los padres ( tengan niños o niñas)… pero en general me referiré a las mujeres, hijas y madres, porque me es un ejemplo más cercano, más real (puesto que no tengo hijos varones) y, sobre todo, porque se trata de una realidad más sangrante. Generalizar es arriesgado pero asumiré el riesgo.

Hoy quiero hablaros de algo muy importante: la autoestima. Ya os hable de ello hace no mucho y, por supuesto, os animo a que lo leais si no lo hicisteis entonces, pinchado aquí, porque creo que es un tema que afecta mucho a nuestro crecimiento personal.

Pero hoy quiero enfocarlo desde el punto de nuestras hijas. Como creo que los ejemplos son mucho más impactantes y educativos que los textos, quiero apoyar cada uno de mis comentarios con un video. Casi todos los videos que hoy muestro son de Dove, un referente en lo que en autoestima femenina se refiere cuando hacen publicidad. Mi intención no es promocionar la marca sino haceros llegar su mensaje… que debería ser el de todas las personas, hombre o mujeres.

Supongo que todos habremos oído que los niños no aprenden lo que les decimos, si no lo que les mostramos con nuestros ejemplo. Y ¿cual es el ejemplo que les damos respecto a la autoestima y quererse a uno mismo?  porque la regla general es que no nos queremos demasiado…

¿Y que tiene que ver esto con nuestras hijas? Yo pensaba que nada. Qué mis inseguridades, miedos y fobias respecto a mi cuerpo solo eran un problema mio pero la realidad es que las niñas aprenden lo que ven hacer a sus madres. Avergonzarse de nuestro propio cuerpo no es innato; es aprendido.

Nos vergonzamos de la anchura de nuestras caderas, del largo de nuestras piernas, de las pecas de la cara, de tener mucho pelo o poco, del tamaño de nuestras manos, de nuestros senos.. no somos capaces de ver la belleza en nosotras mismas – nos cuesta muuuchísimo. Sorprende que, sin embargo, no nos cueste en absoluto encontrarla en otras mujeres con las que nos une un lazo especial. Supongo que ello implica que aun siendo muy duras (incluso injustas) con nosotras mismas, no está todo perdido.

El mejor ejemplo de lo poco que nos gustamos es que la mayoría huimos de las cámaras, o cuando posamos adoptamos posturas forzadas para ocultar nuestro contorno, nuestras piernas, el “lado malo” de nuestra cara –si acaso no lo son los dos-… como si el objetivo fuese nuestro enemigo por la única razón de hacer publicamente visible aquello de lo que nos avergonzamos. ¿Por qué? De niños nos encanta posar, reir… ¿Cuándo perdimos la capacidad de gustarnos?

Las encuestas dicen que las niñas somos felices hasta llegar a la pubertad (cosa que ocurre entre los 9 y 12 años). Es entonces cuando todos los miedos y prejuicios que hemos ido aprendido de nuestro entorno, sobre todo nuestras madres y padres, empiezan a construir barreras que a veces no logramos superar. ¿Sabéis que la mitad de las niñas abandonan sus sueños y sus hobbies por culpa de la imagen distorsionada que tienen de su cuerpo?

… Y si tienes niños, ¡no pienses que están “a salvo”! porque los estudios demuestras que cada vez hay más niños con los mismo problemas de baja autoestima por culpa de la su percepción corporal.

Y no solo es una cuestión de percepción, también lo es de comunicación. Y no olvidemos que la comunicación es una herramienta MUY potente. “Correr como una niña”, “pegar como una niña”, “llorar como una niña”…. ¿Desde cuándo hacer algo “como una niña” es un insulto? ¡Me gustarían que viesen a mis hijas cuando corren detrás de nuestro perro o juegan al “corre que te pillo” ¡lo hacen con la misma pasión que cualquier niño!

Yo soy una “niña”. Actúo cómo una “niña”. Y me ha ido muy bien en la vida. ¡No hay nada malo en hacer las cosas “como una niña”!

¿De  verdad estamos transmitiendo a nuestras hijas (e hijos) el legado correcto?

Mi post de hoy es una llamada de atención a todas las madres y padres para que no permitan que sus hijos – y muy especialmente sus hijas-  aprendan todos aquellos prejuicios “ilogicos” que nos hacen sentir más débiles e inseguros.

Nunca uséis el “como una niña” de forma despectiva: no perpetuéis el cliché.

Nunca habléis a vuestra hija o hijo en términos de delgada o gorda como si fuese algo positivo o negativo. Cambiad el “gordo” o “delgado” por “sano” o “insano”. Lo que de verdad importa no son los “centimetros” si no la salud.

Nunca os avergoncéis de vuestro cuerpo delante de vuestra hija porque les enseñáis a avergonzarse del suyo. Aprender a querernos es enseñarlas a quererse.

Y ¡sobre todo! Haceros fotos, actúad en videos familiares … porque esos son los recuerdo que les dejaremos a  nuestros hijos cuando ya no estemos. Pensad en las fotos de vuestra madre, abuela o ser querido (especialmente, si esa persona  ya no está): ¿Os fijáis en su celulitis? ¿Os fijáis en su pelo despeinado, sus pantorrillas gruesas o sus manos con manchas? Estoy segura que no. Esas imagenes os mostraran a esa persona tan especial, os recordará su olor, el sonido de su voz, las arruguitas maravillosas que se le marcaban al reir, sus abrazos,… dará igual si ella se veía bella porque para ti lo será por el simple hecho de ser “ella”. Busca en tu albúm y si tienes menos de veinte fotos con tus hijos, con tu marido, con tus padres, con tus amigos… ¡corre a buscar una camara!

Además, no olvidés que si te escondes de la cámara, y tu hijo está delante, le estarás enseñando a hacer lo mismo. ¿De verdad queréis que vuestro hijo o hija aprenda que no es digno de aparecer en las fotos?

Lo único que deseo, cuando doy un beso de buenas noches a cada una de mis hijas, es que crezcan felices, con seguridad y autoestima, y que su cuerpo jamás sea una barrera que les impida luchar por sus sueños. Siendo realistas, bastantes obstáculos les pondrá la vida por el simple hecho de ser mujeres como para que yo les ponga más.

cambiarias de tu cuerpo

… Si hoy me preguntasen que cambiaría de mi cuerpo, no volvería a elegir mi vientre o mis brazos ¡pediría tener colar de sirena, brazos más fuertes o alas (como hacen estos niños) para alejarme lo más posible de todos estos prejuicios ;). ¡Espero que vosotras (y vosotros) también decidas alejaros de los vuestros!

A veces la comunicación (la forma en que transmitimos nuestro mensaje) lo es todo…

Hasta pronto!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

Acciones sostenibles: una forma de ayudar al medioambiente y a nuestro bolsillo

Ay, perdonad que hoy llegue un poco tarde… pero es que la técnologia me ha jugado una mala pasada ¡Había programado el post de hoy para el 3/11/2424 ¡Total nada!¡Diez años tarde! Menos mal que me he dado cuenta hoy mismo, jajajajaja… es que es complicado estar en todos los sitios a la vez!!! Pero nada de excusas…

Mea culpa!”

En fin… ¡vamos al post de hoy!

Los que me conocéis sabéis que soy una persona a la que le gusta rodearse de buenas vibraciones, gente positiva y vivir la vida de una forma sana y natural. Y precisamente por esto último, es por lo que estoy tan conciencia con el respeto al medio ambiente. La verdad es que no soy precisamente una “chica de campo” – a pesar de veranear desde hace años en un precioso pueblo en medio de los pinares sorianos- sino que soy más bien “de asfalto” 😉 pero ello no implica que no me preocupe, y mucho, qué bosques y ríos vamos a dejar en herencia a nuestros hijos…. y la calidad de aire que respiramos cada día.

Está claro que nadie tiene en su mano de forma exclusiva como salvar nuestro “ahumado” planeta pero sí es ciento que cada cual deberíamos aportar nuestro “granito de arena”.

El cuidado del medio ambiente es un tema que no solo lo aplico a mi vida personal, sino también al profesional… porque también en nuestro lugar de trabajo, hay que actuar de forma responsable con nuestro entorno. De hecho, no pocas empresas ya toman en cuenta la responsabilidad medioambiental de sus proveedores a la hora de selecionarlos dentro del abanico de posibilidades que tengan. Por ello cada vez más empresas deciden acceder a la  certificación ISO 14001de Gestión Medioambiental.

Hace poco encontré en LinkedIn un post de Rocío de la Torre Gijón dónde daba algunos consejos muy interesantes para organizar eventos respetuosos con el medioambiente y que reproduzco parcialmente a continuación:

1.- Reducción de envases de agua sustituyéndolos por jarras de agua (si el agua local es de calidad).

2.- Recomendar el uso del transporte público en la nota de protocolo.

3.- Proponer descuentos en el precio del billete del transporte público a los asistentes.

4.- Usar decoración reutilizable.

5.- Usar en el catering de productos de temporada y regionales para ahorrar costes y energía del transporte de los mismos.

6.- Elegir una sede con sistema de climatización.

7.- Implementar puntos de recogida de residuos (papel y plasticos) en la sede.

8.- Hacer regalo del evento no materiales, como entradas al teatro o a los museos de la localidad.

9.- Usar de tarjetas de identificación o cartelería standar ( sin fecha o lugar ) para su aprovechamiento.

10.- Crear una memoria de sostenibilidad que contenga las medidas tomadas para mejorarlas en futuras ediciones.

Desarrollar acciones sostenibles en nuestro trabajo no solo supone un respiro a nuestro maltrecho entorno, sino que también puede ser una forma de ahorrar gastos. Si os interesa, podéis encontrar más información a este respecto en la web del GMIC (Green Meetings Industry Council) .

EVENTOS SOSTENIBLES

Infografía de Marta Martines. Evento: Ser verdes… o no ser verdes.

A todas estas ideas, me gustaría añadir algunas inciativas propias:

– No imprimir si no es imprescindible, y si lo es, imprimir a doble hoja para aprovechar mejor los folios.

– Imprimir en modo borrador para ahorrar tinta

– Usar como relleno de cajas (para que no se golpee el contenido dentro del continente) lo papeles destruidos en la destructura de papel y que no contegan información confidencial.

– Dar prioridad al uso de documentación electrónica en vez de impresa, que además de contaminar apenas, resulta más barato: en vez de ir a las reuniones con una carpeta llena de papeles impresos, voy con mi tablet (y un CD o pendrive con la copia de la información que quiero facilitar al cliente, lo que además me sirve de merchandising).

Como veis, no se tratan de grandes revoluciones sino de cambiar “un poquito” algunos habitos. Si vosotros tenéis alguna idea para cuidar el medioambiente en el trabajo ¡Me encantaría oírlas!

Bueno y volviendo al tema de reciclar (que es una de las soluciones al tema de los residuos) en Internet podéis encontrar un montón de ideas geniales para dar nuevos usos a elementos supuestamente desechables:

Posavasos hechos con CDs

posavasos CD

Salvamanteles realizados con corchos de vino

salvamantel corcho

Jardineras que antes eran latas

como_reciclar_latas_de_conserva_3

Armarios con cajas pintadas

armario con pallets cajas

… o con pallets

puff-de-pallet

¿No os parece una forma estupenda de reciclar y añadir estilo a nuestra casa u oficina?

… Y aprovenchando la “coyuntura” os invito a visita la web Ecocucina que da muchos consejos para disfrutar nuestra casa de forma ecológica, como puede ser cocinar usando el calor del lavavajillas (a la vez que limpias los platos) ¡No os lo perdais que es muy curioso!

vasetto-baccala-lavastoviglie

Hasta pronto!

Esther Morillas

Colaboradora de pymecom

Os recuerdo que podéis seguirme en www.facebook.com/Esther.Morillas.5 y en twitter @emorillaslazaro

Nota: Pinchando en las imagenes iréis a los sitios de dónde son originalmente.