Packaging creativo

Hace unas semanas me invitaron a participar de un taller que organizaba El tarro de ideas para Atelier 108. El taller era sobre packaging creativo que es algo en lo que El tarro de ideas esta especializado. Decir que me lo pasé bien, no haría justicia a la jornada ¡me lo pase fenomenal! porque a mi esto de que dejen a mi disposición una mesa llena de papeles decorativos, hilos, washi tape y un montón de material de manualidades me vuelve loca… fue como un regalo anticipado de Navidad!

El tarro de ideas

En parte, me lo pase tan bien gracias Gema y a todo su equipo que no solo explicaban super bien todo lo que había que hacer, si no transmitían un “buen rollo” de esos que te recargan las pilas durantes días. Como creo que “una imagen vale más que mil palabras”, así que os invito a que veais alguna de las fotos que se hicieron durante el taller pinchando aquí.

¡Gracias, gracias, gracias y mil millones de gracias!

La verdad es que el espacio donde se desarrollaba el curso también era una pasada:  Mood. Es una lugar para celebrar eventos o encuentros en pleno centro de Madrid. Un sitio de esos con encanto: a medio camino entre la estética industrial con ladrillo visto y el minimalismo tan de moda ahora. Además, es un local diafano a pie de calle que resulta muy acogedor. Podéis conocerlo pinchando aquí. A raíz del taller me puse a investigar un poco y he descubierto que tienen un blog muy interesante donde habla de eventos y comunicación. ¡¡ No os lo podéis perder!!

Espacio Mood

La verdad es que ahora que lo pienso, no sé como llegué a estar invitada a este taller… ¿me apuntaría en alguna web? ¿Hice una solicitud de esas de “por que sí” a través de alguna red social? ¿Sería un sorteo? ¿Me premiarían por ser una diseñadora guay o una tía que sonrie enseñando las muelas?… pufff… no lo sé… es lo que tiene llevar una vida taaaaaaaan activa en la red ¡que a veces no te acuerdas de dónde has estado? lo bueno es que hasta ahora, solo me ha reportado beneficios. Mira este, por ejemplo.

Es lo que tienen Internet y las redes sociales.: te llevan a casi todos sitio. Eso sí, hay que ser prudente y viajar con conocimiento de causa… no vaya a ser que alguno se encuentre en donde no quisiera! La red también tiene sus riesgos.

Y es que ahora, explotar las redes sociales está de moda. Seas quien seas, hagas lo que hagas, todo el mundo quiera tener facebook, twiter, instagram, flickr, foursquare… el otro una señora que regentaba una mercería contactó conmigo porque quería incorporar su negocios a las redes sociales…. así que me puse mi traje de comercial agresiva y me fui a verla. Y allí me ví…. en una pequeña merceria de barrio, en el extrarradio madrileño, cuya dueña era una sesentañera que se había dejado los ojos tejiendo jerseys, cosiendo botones, haciendo bordados con hilo de algodón… pero que en su vida había usado un ordenar. Su hija – por eso de ayudar a que la crisis fuese más llevadera – , le había dicho “mamá, lo que tienes que hacer es venderte por Intenet”…. y por eso me llamó! Bueno, por eso y porque la sobrina o la vecina o no-se-quien había estado en un curso que había dado sobre comunicación on line y tenían mi contacto.

Como decía, allí estaba yo. Escuche a la señora, quien me explicó no solo lo que hacía si no lo que quería hacer: hablamos de la tienda, del producto, de su historia, de sus planes de negocio, sobre lo qué quería lograr con esta nueva “excursión” y, lo más importante, cuales eran sus recursos humanos, de tiempo y de dinero… y ahí es cuando me dí cuenta de que es un error que todo el mundo quiera subirse al carro de las redes sociales. Su negocio personal y sus recursos no encajaban en el espacio virtual. Ella no lo veía, la verdad, y yo, para ser sinceros… tampoco.

vieja

Entrar en las redes sociales como empresa requiere unos mínimos porque si no se va a hacer algo minimamente bien, lo más probable es que sea mucho más beneficioso no hacer nada.

Lo primero que debe pensar cualquier empresario a la hora de diseñar su plan de marketing es dónde está su público objetivo… porque para que interese entrar en Internet,  el público también tiene que estar en la red. Si tu publico objetivo son las vecinas de tu barrio, las de toda la vida y no saben usar un PC, está claro que no necesitas contactar con ellas a través de Internet. Además, si tu objetivo a la hora de “entrar” en Internet es fidelizar clientes y a tus clientes solo los fidelizas acercando “alientos” sobre el mostrador, tampoco necesitas Internet.

He dedicado muchos post a hablar de la importancia de estar en las redes sociales para las empresas, sobre todo los emprededores y pymes (que son mi especialidad)… pero no he hablado nunca de cuando Internet no es “la solución”. Voy a meditarlo (porque ahora mismo mi cabeza es un batiburrillo de ideas) y en breve escribo un post al respecto. 😉

Las redes sociales pueden ser un éxito para muchas empresas y particulares… pero han de dirigirse bien, con conocimiento y planificación… o tener mucha suerte ¡como le pasó a este chaval!

Hasta pronto.

Esther Morillas

Colaboradora de Pymecom

Podéis seguirme en Facebook y twitter.

Anuncios

Un comentario en “Packaging creativo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s