¿Bueno, bonito y barato?

A ver… que yo se que la publicidad es muy importante. Pero también es cierto que a veces nos confunde. Gracias a muchos anuncios nos creemos que es posible unir en el mismo punto lo “bueno (satisfación), bonito (calidad) y barato (precio)”… pero, lamentablemente, casi nunca es posible sin arriesgarnos a no recibir lo que esperabamos.

Es cierto que encontrar equilibrio entre calidad y precio es fundamental para prosperar en los negocios pero la crisis a desatado una batalla feroz por conseguir el precio más barato, aun a costa de la calidad y la efectividad. Cuando se comparan presupuestos solo suele hacerse mirando los datos que acompañan al símbolo “€”… y nos olvidamos de lo más importante: lograr la satisfacción del servicio.

Por ello, muchas empresas, llevadas por la necesidad de vender, han abaratado sus productos / servicios hasta caer en la baja temeraria. ¿Qué es eso? Pues es el temido recorte en calidades. A ver… si todo el mundo vende el producto A a X€ ¿puede alguien venderlo a la mitad? Sí, pero recortando en calidad o en servicio. En igualdad de condiciones, nunca sería posible.

No es que lograr un buena compra sea imposible pero si es cierto que, como clientes, exigimos muchas veces “lo imposible” y ellos obliga a muchas empresas a caer en la picaresca de vender “gato por liebre”…. y la culpa, no pocas veces, es de los clientes.

Queremos comprar a “dos duros”  pero luego nos quejamos si no obtenemos la calidad deseada (aunque esta sea una kimera). Yo he visto a gente quejarse en el burguer porque las patatas estaban aceitosas o en el primark porque los botones estan cosidos con “un hilo”…. vamos a ver, precio muy económico implica ciertos recortes que, seguramente, en un restaurante con 1 estrella Michelín o una boutique de alta costura, no existirían.

Obviamente se puede encontrar un punto intermedio entre lo “bonito, bueno y barato” o, lo que es lo mismo, la calidad, la satisfacción y el precio… pero hemos de ser realistas.

El otro día en LinkedIn compartían la siguiente infografía creo que puede ser muy clarificadora respecto a lo que quiero explicar ¿Qué os parece?

71571b3e-4b51-41f1-9775-b1d76fb63ad9-original

Por favor, tengamoslo en cuenta la próxima vez que compremos (o vendamos algo). Los clientes estamos obligados a recibir un servicio realista y sin engaño y los proveedores de servicios / producto a vender defendiendo un precio justo que no “explote” los precios del mercado. Lo contario, a la larga, no beneficia a nadie.

Hasta pronto!

Esther Morillas

Podéis seguirme en Facebook y twitter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s